Con la ausencia del gobernador Daniel Scioli, se llevó a cabo este lunes una mesa de diálogo con empresas y sindicatos del sector pesquero para intentar acercar posiciones en el conflicto desatado a raíz de los reclamos de los trabajadores de mejores condiciones laborales.

 

Sin embargo, no hubo grandes avances en las negociaciones, más allá de un pedido de funcionarios para que que se baje el nivel de conflictividad.

 

Los marineros del SIMAPE siguen con los cortes y a media mañana habrá una reunión en el Ministerio de Trabajo.

 

El encuentro se realizó en la sede porteña del Banco Provincia, y concurrieron funcionarios de las carteras de Trabajo, Pesca y Agricultura bonaerenses, entre ellos, Gustavo Arrieta, ministro de Asuntos Agrarios, Noemí Rial, viceministra de Trabajo, Miguel Bustamante, subsecretario de Pesca, y el intendente Gustavo Pulti.

 

Según se indicó en Revista Puerto, el jefe comunal respaldó el reclamo que realizó Juan Carlos Ferreyra, secretario general del SUPA, quien pidió que nadie se olvide de las jubilaciones de privilegio que pretende el gremio para el grupo de estibadores que cumplieron con los años pero no tienen aportes.

 

En tanto, el SIMAPE ratificó que continuará con las medidas de fuerza hasta tanto las cámaras empresarias no se muestren predispuestas a encarar con responsabilidad la negociación paritaria que ya tiene en la mesa de discusión una conciliación obligatoria vencida ante la falta de ofertas por parte de la patronal.

 

Cabe señalar que, el gremio que de los marineros que encabeza Juan Domingo Novero calificó como “insuficiente” la cifra acordada por las cámaras con el SOMU del 22 por ciento y confirmaron que seguirán con los cortes a las terminales portuarias. Desde el SIMAPE reclaman “el 25% y en una sola cuota”.

 

Por el lado del gobierno, se escucharon recomendaciones de los funcionarios de intentar bajar el nivel de conflictividad dada la importancia que tiene el sector en la economía regional pero enseguida apareció el retruque de la responsabilidad social de los empresarios.

 

Sin mayores muestras de interés para rubricar el compromiso de no alterar la paz social con bloqueos o piquetes en las terminales portuarias, los representantes gremiales pasaron a un cuarto intermedio pasadas las 20.

 

Lo importante pasará este martes. A las 10 habrá nueva audiencia en la delegación local del Ministerio de Trabajo. La oportunidad de la patronal de arreglar los tantos con el SIMAPE si es que quieren solucionar el conflicto. Seguramente esa oferta, si es superadora, terminará conformando también a los prácticos de muelle, el otro cabo que les falta atar a los empresarios para dormir tranquilos.

 

Fuente: Revista Puerto



Siguiente Noticia Una contribuyente "cumplidora" ganó vehículo utilitario

Noticia Anterior Telefónica y Movistar lanzaron simulador de negocios on line para pymes y emprendedores

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario