Las Abuelas de Plaza de Mayo y otros organismos humanitarios denunciaron la “complicidad” de la Justicia en la fuga del ex represor Juan Miguel Wolk, que comandó el centro clandestino de detención “Pozo de Banfield” y evadió la prisión domiciliaria en su chalet de Mar del Plata.

 

“Wolk está prófugo sin ningún registro, sin ninguna explicación, excepto la de la impunidad y la complicidad de la justicia”, señalaron en conferencia de prensa en la sede de los tribunales.

 

Guadalupe Godoy, de la organización Justicia Ya, dijo que hay responsables de la evasión y que el hecho “desnuda la práctica habitual de los procesados por delitos de lesa humanidad”.

 

La abogada explicó que Wolk “era el responsable” de ese centro clandestino, por donde “se estima pasaron más de mil compañeros de los cuales unos 300 están identificados”.

 

Recordó que “cuando se inició la causa se nos informó que (Wolk) había fallecido; recién en 2008, gracias a que Marta Úngaro -hermana de Horacio, una de las víctimas del Pozo de Banfield- se lo localizó en Mar del Plata, tranquilamente, cobrando su jubilación como policía de la provincia”.

 

Por esta razón Godoy consideró que “hubo responsabilidad del Ministerio de Seguridad y de la gobernación al informar que no era hallado” y, agregó, “recién ahí el juez Arnaldo Corazza- titular del juzgado federal 3 de La Plata – empezó a investigarlo” en el marco de los delitos cometidos en ese centro clandestino de detención.

 

Añadió que en 2009 se le tomó indagatoria y “en el mismo acto se le otorgó la prisión domiciliaria, con lo cual nunca pasó un segundo dentro de una cárcel y por las sucesivas apelaciones que hicimos los querellantes la Corte revocó la prisión domiciliaria en abril del 2012”.

 

“Wolk se enteró de la medida y el 3 de mayo su abogado informó que se ausentó de su domicilio”, consignó la representante de Justicia Ya y añadió que el 4 de mayo el juez Arnaldo Corazza ordena su detención, pero Wolf (77) ya no estaba en su domicilio.

 

Sostuvo que el abogado defensor comunicó que el 3 de mayo la hija del procesado había denunciado la desaparición de su padre en la comisaría quinta de Mar del Plata, el 27 de abril, el mismo día que la Corte puso fin a su prisión domiciliaria.

 

Miguel Wolk, alias “El nazi”, “El alemán” y “El patón” fue comisario inspector de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, entre 1976 y 1979 actuó en prácticamente todas las divisiones policiales que funcionaron con sede en el edificio del “Pozo de Banfield Hasta el año 2006 la justicia lo dio por muerto hasta que fue detectado en Mar del Plata donde vivía de su jubilación como ex oficial de la Policía bonaerense.



Siguiente Noticia Imputaron a Amado Boudou por "enriquecimiento ilícito"

Noticia Anterior Preocupación de cooperativistas por proyecto de reforma tributaria

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario