Abuelas de Plaza de Mayo, junto a organizaciones de DD.HH. y querellantes de la causa “Pozo de Banfield”, darán el lunes una conferencia de prensa, para denunciar la fuga del represor Juan Miguel Wolk.

 

El represor fue procesado por crímenes de lesa humanidad cometidos en ese centro clandestino de detención, durante la última dictadura.

 

La convocatoria es a las 10.30 en 8 y 50, en las escalinatas de los tribunales federales platenses, “para denunciar la cadena de impunidades que resultó en la fuga de este genocida y exigir la resolución de esta situación”, resalta la entidad en un comunicado.

 

El comisario (R) de la Policía Bonaerense Juan Miguel Wolk, jefe del centro clandestino de detención conocido como “Pozo de Banfield”, donde estuvieron prisioneros los estudiantes secundarios secuestrados en La Noche de los Lápices de 1976, estaba detenido en su casa de Mar del Plata en el marco de una causa por delitos de lesa humanidad recientemente elevada a juicio, y gozaba de arresto domicialiario.

 

El viernes pasado fue revocado por la Corte Suprema de Justicia ese beneficio y el domingo pasado cuando la policía fue a buscarlo para trasladarlo al penal de Marcos Paz, no fue hallado.

 

Wolk, de 77 años, había sido apresado en el 2010 tras ser ubicado residiendo en Mar del Plata por un periodista que siguió la pista aportada por la hermana de uno de los chicos desaparecidos en la noche de los lápices, que el mismo juez había desestimado.

 

Tras la decisión del máximo tribunal, el instructor de la causa, Arnaldo Corazza, emitió el viernes la citación al comisario para que se lo traslade al juzgado federal Nº3 para notificarlo de la revocatoria de la domiciliaria, pero el domingo cuando la policía fue a buscarlo había huido.

 

El comisario está imputado por apropiación de niños, privación ilegal de libertad y tormentos de más de trescientas víctimas cometidos en el centro clandestino que funcionó en la Brigada de Investigaciones de la Policía Bonaerense de Banfield (Pozo de Banfield), que integró la red de campos de detención, tortura y exterminio de la Bonaerense conocido como Circuito Camps, donde además, 24 mujeres estuvieron allí mientras se encontraban embarazadas.

 

En el expediente también están imputados los comisarios Miguel Etchecolatz y Raúl Carlos Rodríguez, el gobernador de la provincia durante la dictadura, el general del Ejército Ibérico Manuel Saint Jean, su ministro de gobierno, el abogado Jaime Lamont Smart, al ex subjefe de la policía, el coronel Rodolfo Aníbal Campos.

 

Durante la instrucción de la causa Wolk había sido dado por muerto por la justicia hasta que Marta Ungaro, hermana de Francisco, una víctima de La Noche de los Lápices, lo descubrió en Mar del Plata cuando iba a cobrar una jubilación y con ese dato permitió que un periodista lo dejara al descubierto.

 

Desde la fiscalía federal advirtieron que se dispusieron todas las medidas para intentar recapturarlo.



Siguiente Noticia Aldosivi recibe a Central que busca prolongar su sueño de ascenso

Noticia Anterior Unión y Talleres igualaron sin goles

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

2 Comments

  1. gustavob100
    13 mayo, 2012 at 3:13 PM — Responder

    Están muy preocupadas por los acecinos del pasado pero los acecinos del presente los que roban y matan todos los días de esos ni noticias. Las abuelitas están gaga, del presente nada.

    • Juan Jose Batista
      19 mayo, 2012 at 7:20 PM — Responder

      El pasado y el presente deben ser juzgados por la misma vara, lo que pasa que en el pasado, habran pocos dinosaurios para juzgar, en cambio en el presente, nos quedariamos acefalo de gobierno, porque muchos de los que hoy forman parte del gobierno fueron los mal llamados jovenes idealistas, te pusiste a pensar q ellos tambien asesinaron?, y porque no se los juzga?, que diferencia tenian o tienen frente a la ley?…en definitiva?, jamas van a poder responderme, porque el odio y el revanchusmo, no les permite ver la realidad, y obvio, TAMPOCO LES CONVIENE!!JA!

Deja un comentario