El programa denominado “Empecemos por Casa” surgió de una iniciativa del diputado marplatense Rodolfo Iriart (FpV).

 

La Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires lo declaró de Interés Legislativo y fue lanzado por el gobernador Daniel Scioli.

 

En la provincia de Buenos Aires desempeñan esta tarea más de 650 mil personas.

 

“El programa de regularización de empleados del servicio domestico, ‘Empecemos por Casa’, presenta gran relevancia para la población de la Provincia de Buenos Aires, en virtud de contemplar el asesoramiento tanto a trabajadores como a empleadores o dadores de trabajo sobre la normativa vigente en el tema”, dice entre los fundamentos del proyecto presentado por Iriart.

 

Explicó el legislador marplatense que “el objetivo general es fomentar la regularización de los empleados del servicio domésticos de la Provincia de Buenos Aires. Y consecuentemente, aumentar el índice de trabajo registrado y la cobertura de esa población tanto en materia laboral como de la Seguridad Social, pudiendo obtener los beneficios provisionales y de obra social”.

 

“Destinado a quienes diariamente tienen actividades de mucama, niñeras, jardineros, caseros, ama de llaves en tantos hogares de la Provincia de Buenos Aires como en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, ya que según los últimos relevamientos realizados el 45 % de las personas que prestan servicios son habitantes de nuestra Provincia”, finalizan los fundamentos del proyecto aprobado por la Legislatura.

 

En tanto, el gobernador Daniel Scioli convocó a una veintena de intendentes, sindicatos y sectores empresarios a “crear conciencia” con respecto a la regularización laboral para empleados del servicio doméstico al presentar el programa “Empecemos en casa”, en la Casa de Gobierno.

 

El programa se implementará en conjunto con los distintos organismos de gobierno y apunta a que los trabajadores “puedan sentir el reconocimiento, el orgullo y la seguridad social que se merecen a partir del esfuerzo que hacen todos los días y de la enorme responsabilidad que tienen”, explicó Scioli.

El ministro de Trabajo, Oscar Cuartango, señaló que se trata de realizar “una militancia social casa por casa para reducir aún más el trabajo no registrado en la provincia de Buenos Aires” donde hay más de 650 mil empleados del servicio doméstico que tendrán la posibilidad de acceder a diferentes beneficios como recibir cobertura médica y de Obra Social, la Asignación Universal por Hijo, y el acceso a una jubilación y vacaciones pagas.



Siguiente Noticia Entidades intermedias integrarán un consejo para trabajar junto al BID

Noticia Anterior Recomiendan a padres pedir análisis genéticos antes de quinto día de vida del recién nacido

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario