La ciudad de Miramar, perteneciente a la diócesis de Mar del Plata, vivió ayer, jueves 10 de mayo, una misa presidida por el obispo, monseñor Antonio Marino, en la que se celebró la dedicación de la iglesia y del altar de la parroquia San Andrés.

 

En la homilía, el prelado manifestó que “el templo litúrgico y su altar son dos realidades cargadas de profundo simbolismo. Los signos suelen ser más elocuentes que las palabras”.

 

Monseñor Marino señaló que “estos ritos de la dedicación de una iglesia nos recuerdan que todos los bautizados, sólidamente cimentados en Cristo, formamos el templo de Dios” y agregó que “este templo material, en efecto, es una imagen real, aunque muy imperfecta y provisoria, del templo perfecto y eterno que es la misma Trinidad Santísima, morada definitiva de nuestra felicidad garantizada por Dios”.

 

“Nuestro tiempo – dijo- se caracteriza por una negación del orden puesto por Dios en la naturaleza misma de las cosas y, como consecuencia, asistimos a un verdadero derrumbe del cuerpo de leyes que hasta ahora expresaban ese orden o lo presuponían y lo protegían. La ley divina y natural es ignorada y en lugar de las leyes anteriores se sancionan otras nuevas que nos llenan de estupor”.

 

El pastor marplatense recordó que “si en nuestra sociedad sus dirigentes optan por negar la ley de Dios, y legislar contra la dignidad del hombre y el respeto sagrado a la vida, aquí en esta casa nos comprometemos como los apóstoles a `obedecer a Dios antes que a los hombres´, y a proclamar que somos el pueblo de la vida y al servicio de la vida”.

 

“Sabemos bien que la familia es el pilar fundamental de la sociedad, que sin embargo hoy se pretende socavar desde las mismas aulas ignorando el derecho natural de los padres a ejercer su libertad de conciencia y a decidir sobre la educación moral de sus hijos”, advirtió monseñor Marino.



Siguiente Noticia Artime y Toni Puig se reunieron con Álvarez Rodríguez

Noticia Anterior Solicitan relevamiento e informe de los vehículos abandonados en la vía pública

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario