El jefe del centro clandestino de la dictadura “Pozo de Banfield”, que años atrás fue condenado a prisión perpetua y eludió a la Justicia haciéndose pasar por muerto, se fugó del arresto que cumplía en su casa del barrio marplatense de Punta Mogotes antes de que fuera encerrado en prisión otra vez.

 

Se trata del ex comisario mayor de la Policía Bonaerense Juan Miguel Wolk, de 77 años, apodado “El nazi” y “El alemán”, que actuó como jefe del campo de torturas y muerte cuando pasaron por allí los diez estudiantes de “La noche de los lápices”, en la cual seis desaparecieron y cuatro sobrevivieron.

 

DyN



Siguiente Noticia Proponen declarar persona no grata a Rodrigo Barrios

Noticia Anterior El municipio inició gestiones para comprar el Patronato de la Infancia

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario