Un grupo de empresarios de la industria pesquera de Mar del Plata decidió autoconvocarse en la Municipalidad y pedirle a Gustavo Pulti que se sume en la búsqueda de soluciones tendientes a destrabar la delicada situación por la que atraviesa la actividad.

 

Los diversos conflictos gremiales que se suceden en el puerto provocaron el malestar de las cámaras empresarias, así como de las asociaciones que nuclean a los pequeños y medianos industriales del sector.

 

Mientras, algunos iniciaron los trámites para solicitar el Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC) al Ministerio de Trabajo, fundamentado en los problemas para pagar salarios y la necesidad de suspender personal.

 

En las últimas horas, las cámaras empresarias reclamaron a las autoridades poner fin a métodos “anticonstitucionales” de protesta, en alusión a los bloqueos al tránsito de mercaderías.

 

Y este martes un grupo de esos empresarios y directivos se apersonó en la Municipalidad a los fines de reunirse con el jefe comunal.

 

 

A través de un comunicado, las asociaciones empresarias sostuvieron que en los últimos 45 días debieron soportar una serie de paros y trabas administrativas a la producción y a la exportación que se inició a comienzos de abril con un paro del Sindicato Marítimo de Pescadores (SIMAPE), le siguió la decisión de la Administración Nacional de ADUANA de suspender las cargas de embarques de exportación primero, por un aviso de narcotráfico (nunca comprobado) y después por la adecuación del Sistema Informático María, que permite la confección de los permisos de embarque.

Mientras que, desde el pasado 23 de abril y hasta el pasado domingo el SUPA y Empresas de Estibaje bloquearon el ingreso al puerto impidiendo el normal desarrollo de carga y descarga de todo tipo de productos.

Por último, a partir del 26 de abril, el SOMU impide la carga y exportación de productos pesqueros condicionando así el cierre del ciclo productivo y comercial de las Empresas Pesqueras.

Desde las cámaras empresarias afirmaron que no existe ningún conflicto real, declarado ni explicitado por este Sindicato para con la Industria Pesquera.

“Es por ello que igual que en situaciones anteriores decimos que esta medida es un boicot a la producción pesquera y al normal desenvolvimiento de las industrias y del desarrollo del trabajo de las mismas”, afirmaron.

Con esta panorama, las empresas pesqueras subrayaron que “estamos en crisis desde hace mucho tiempo trabajando a pérdida, esta situación genera que se nos reduzca, o nos lleve a no tener capacidad para seguir pagando nuestras obligaciones”.



Siguiente Noticia La separación de residuos llegó a las escuelas municipales

Noticia Anterior Intentan detener la implementación de la Ley Antiterrorista

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario