El titular de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina, José Luis Barrionuevo, se encuentra una vez más en Mar del Plata encabezando el Congreso Anual y General que el gremio realiza, para analizar memoria y balance del período transcurrido, y plantear los lineamientos a seguir durante el año que comienza, especialmente en lo que refiere al reclamo en materia salarial.

 

La reunión, que finalizará este miércoles con una ponencia general, comenzó con el 5° Encuentro Nacional de Mujeres Trabajadoras de UTHGRA, marco en el cual, fuera de los paneles, el sindicalista aprovechó para hablar con los medios sobre la dura discusión salarial que se encuentran afrontando y su parecer acerca de Hugo Moyano y la CGT.

 

Respecto al primer tema, recordó que la próxima semana finaliza el cuarto intermedio determinado por el Ministerio de Trabajo de la Nación, por el cual se evitó que el pasado fin de semana largo, los gastronómicos comenzaran con duras medidas de fuerza, en pos del reclamo por un 30% de aumento salarial.

 

“Estamos en serios inconvenientes pero es una batalla que vamos a tener”, indicó, al tiempo que detalló que de no llegarse a un acuerdo por los empresarios “empezaremos con quite de colaboración, paros en distintas regiones, para luego ir al paro general de distintas actividades, ya que tenemos cuatro cámaras que comprenden a los 300.000 trabajadores que hoy tenemos adheridos a nuestra organización”.

 

El panorama de UTHGRA, es similar al que afrontaban para esta misma fecha y encuentro el gremio afrontaba en 2011, aunque en esta oportunidad “nos pusieron un tope que es del 21% para todos los gremios. El Ministerio de Trabajo entiende que más que eso no nos van a homologar y ya ocurrió con UATRE, que había conseguido un aumento superior al 30%, y tuvo que recurrir a la justicia para que se lo hicieran efectivo”.

 

En cuanto a la relación Gobierno-Hugo Moyano-CGT, Barrionuevo recordó que “es una sociedad que estuvo en el periodo de Néstor Kirchner y que se rompe tras su fallecimiento porque Cristina (Fernández) le cortó el rostro a quien fue un aliado muy fuerte del Gobierno. Parecería que Moyano tiene lepra, porque no lo atiende ningún funcionario”, subrayó y recordó: “Así paga el Kircherismo. Primero lo hizo con Duhalde, con Felipe Solá y todos aquellos que creen que haciéndoles servicios luego pueden tener su recompensa. Este aislamiento lo está sintiendo Moyano”, acotó.

 

En este sentido, aseguró que “el ciclo de Moyano ya está agotado, necesitamos otra conducción en la CGT “. Su opción, es la conformación de un triunvirato, como el que el gremio tuvo años atrás.



Siguiente Noticia Intentan detener la implementación de la Ley Antiterrorista

Noticia Anterior Bancarios marplatenses participarán de jornada de protesta en Buenos Aires

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario