El ministro de Justicia de la Nación, Julio Alak, destacó que “Argentina es el país del mundo que más armas ha destruido” y al rescatar la importancia del desarme de parte de la población civil, puntualizó que “una Nación más segura es la que tiene el manejo de las armas en manos de las fuerzas de seguridad”.

 

En Mar del Plata, se cumplió un año de la segunda etapa del Plan Nacional de Desarme Voluntario. En la primera etapa, se recolectaron y destruyeron 4500 armas.

 

Alak opinó que “hay una tendencia equívoca de la autodefensa al tener armas en los hogares” y sostuvo que “la mejor arma para protegerse es llamar al 911, para que intervenga ante un hecho delictivo”.

 

Precisó que “la experiencia indica que el 90 por ciento de los fallecimientos por armas dentro de los hogares obedece a su mala manipulación o accidentes”.

 

En tanto, el funcionario insistió en que “lo ideal es no tener armas en los hogares” y subrayó que “son muchas las mujeres que acercaron al plan para entregar armas y colaborar en el desarme en las casas”.

 

El plan nacional de Entrega de Armas de Fuego recolectó desde su implementación en julio de 2007 hasta hoy más de 160.000 armas y 986.250 municiones.

 

Del total de armas recibidas, ya fueron destruidas 117.565, lo que representa aproximadamente el 10 por ciento del total de armas registradas en manos de usuarios civiles en el país.

 

Según datos oficiales del RENAR, las armas más entregadas voluntariamente fueron revólveres calibre 22, 32 y 38, pistolas calibre 22 y 9 milímetros.



Siguiente Noticia Juan Curuchet reclamó materiales retenidos por Secretaría de Comercio

Noticia Anterior En Mar del Plata, marcharon por la despenalización de la marihuana

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

1 Comment

  1. Alberto
    6 mayo, 2012 at 1:20 PM — Responder

    Que gran equivocación hay en ese pais !! Que no te permiten defenderse de la delinquencia !!

Deja un comentario