Una joven mamá de 24 años halló la muerte por asfixia mientras se bañaba a raíz del mal funcionamiento de un calefactor.

 

El hecho se registró en su vivienda del barrio Jorge Newbery y ya son tres los casos que se registran en Mar del Plata en un lapso de diez días.

 

En todos los casos el mal funcionamiento de artefactos a gas fueron el detonante para la aparición del “asesino invisible”.

 

En este último caso, la víctima fue identificada como Melisa Acuña, quien tuvo un bebé prematuro hace pocos días y que se encuentra internado en el Materno Infantil.

 

La mujer había regresado a la casa para descansar y tomar una ducha, mientras su marido se quedó en el hospital.

 

Sin embargo, como la joven nunca regresó al establecimiento asistencial, su pareja decidió retornar al domicilio ubicado en Bolívar al 7500.

 

Al llegar a la vivienda, el hombre observó por la ventana, que su mujer estaba en ropa interior sobre la cama matrimonial e inmediatmente dio aviso al 911, mientras rompió el vidrio e ingresó al domicilio, donde percibió un fuerte olor a gas.

 

Los peritos informaron que la mujer murió por inhalación de monóxido de carbono, a raíz del mal funcionamiento de un calefón, que estaba encendido, pero con la llama apagada.

 

Esta muerte se suma a la de un anciano de 83 años ocurrida a comienzos de semana y de una mujer de 57 años ocurrida la semana pasada.

 

En ambos casos se comprobó el escape de monóxido de carbono de equipos de calefacción.



Siguiente Noticia Adhieren a proyecto para reducir ingresos brutos a comerciantes

Noticia Anterior Las plazas del barrio Las Dalias ya tienen nombre

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario