Las dificultades para comprar dólares o bien para justificar la tenencia de determinadas sumas de billetes estadounidenses, está perjudicando directamente al mercado inmobiliario local, donde destacan una marcada caída en las operaciones durante estos primeros meses de 2012 con relación al mismo período del año pasado.

 

El colegio de Escribanos de la Provincia confirmó una disminución del 7 por ciento en la compraventa de inmuebles durante febrero pasado con respecto al mismo mes de 2011.

 

Sin embargo, martilleros y dueños de las inmobiliarias aseguran que el porcentaje es más alto tomando los tres primeros meses del año; un 18% menos de operaciones concretadas.

 

Una baja del 7 por ciento se registró en las operaciones inmobiliarias de febrero de este año con respecto al mismo mes del 2011, según las estadísticas elaboradas por el Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires. No obstante, la entidad profesional precisó que hubo un incremento en el volumen de las ventas en relación a enero pasado.

 

El total de los actos de compraventa de febrero de este año fue de 5.960 frente a los 6.428 del 2011, de acuerdo al informe oficial.

 

El notario Carlos Agustín Sáenz, presidente del Colegio de Escribanos de la Provincia, destacó que “el mercado inmobiliario mantiene el nivel esperado, con expectativas estables para el año 2012 en armonía con el conjunto de la economía”

 

Sin embargo, la caída en las ventas coincide con lo que sucede en Capital Federal, donde el colegio porteño dio a conocer que en febrero se firmaron 3.063 escrituras de compraventa de propiedades, lo que implica una baja interanual del 18.1% en el número de operaciones, y vinculan el freno económico también a “la imposición de nuevos controles para la compra de dólares”.

 

En la ciudad de Buenos Aires, se trata de la tercera baja consecutiva en las ventas y la más pronunciada desde que, el 31 de octubre de 2009, cuando el mercado inmobiliario argentino todavía enfrentaba los coletazos de la crisis financiera internacional y las ventas a nivel local habían registrado una caída interanual del 24,4%.

 

Son pocos los vendedores que resuelven hacer la operatoria en pesos, porque después necesitan volver a comprar y entran en una especie espiral difícil de salir, es decir están en la misma condición que su comprador y con el dinero frenado.

 

Sin embargo, en las inmobiliarias indican que algunas operaciones se concretan en pesos, son las menos y toman como base el valor del dólar paralelo -hoy entre $4,80 y $5, siendo que el oficial se comercializa a $4,42 aproximadamente-, apuntan.

 

Fuente: El Día



Siguiente Noticia Seguridad vial: objeciones a proyecto de reforma de Código Penal

Noticia Anterior Tres mil personas disfrutaron de la Jineteada en Chapadmalal

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario