Un anciano de 83 años pereció en las últimas horas en su casa ubicada en Chaco al 1000, como consecuencia de la falla de un artefacto a gas que provocó que el monóxido de carbono consumiera el oxígeno del lugar.

 

La víctima fue identificada como Ricardo Boris que se calefaccionaba con una pantalla conectada a una garrafa.

 

 

El jubilado fue hallado este lunes en horas de la mañana y el deceso se habría producido durante la madrugada, ya que se encontraba en el comedor con el televisor encendido, y a pocos metros se hallaba el artefacto a gas.

 

El monóxido de carbono (CO) es un asesino invisible. No tiene olor ni color y es muy difícil de detectar.

 

Se genera por el mal funcionamiento de los artefactos a gas, la escasa ventilación y la falta de mantenimiento o deterioro de las instalaciones internas, ya sean precarias o en buen estado. Si es inhalado en gran cantidad puede provocar daños cerebrales irreversibles, e incluso la muerte.

 

En Argentina mueren alrededor de 50 personas por año debido a esta problemática (Fuente: ENARGAS).

 



Siguiente Noticia Gran Asado Socialista en conmemoración del Día del Trabajador

Noticia Anterior Ex combatiente vivió un emotivo regreso a Malvinas

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario