Las imágenes que acompañan la nota resultan por demás elocuente. El pasado 17 de abril una familia aprovechó la jornada agradable que había en Mar del Plata y decidieron pasar la tarde en el Parque Municipal de los Deportes.

 

Sin embargo, lo que debió ser una jornada distendida y recreativa tuvo un imprevisto y dramático final.

 

El nene de 5 años andaba en bicicleta en inmediaciones al estadio José María Minella y al pasar por una zona donde debía haber una tapa de una alcantarilla, esta no estaba, el rodado cayó en el hueco y el menor sufrió graves heridas en su rostro.

 

Los padres trasladaron al nene a la guardia del Hospital Materno Infantil donde confirmaron que sufrió traumatismo frontal y heridas varias.

 

Sin ocultar la indignación por lo sucedido con su hijo, Griselda Olea reclamó a las autoridades del EMDER que cumpln con su trabajo y no vuelvan a evitarse estos actos de negligencia que puede provocar otros episodios desagradables.

 



Siguiente Noticia Paro de gastronómicos durante todo el fin de semana largo

Noticia Anterior Charla sobre diseño y tecnología argentina para el mundo

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario