El dirigente José Rigane, Secretario Adjunto del Sindicato Luz y Fuerza de Mar del Plata y de la CTA Nacional ofreció su opinión sobre la expropiación de Yacimientos Petrolíferos Fiscales en distintas conferencias realizadas a lo ancho y largo del país. También se mostró en contra de toda indemnización porque “no podemos pagar por lo que es nuestro”.

 

En busca de una “YPF 100% pública, nacional y social para el pueblo”, el dirigente José Rigane, Secretario Adjunto del Sindicato de Luz y Fuerza de Mar del Plata y de la CTA Nacional, se refirió ampliamente a la expropiación del 51% de Yacimientos Petrolíferos Fiscales que estaba en manos de la compañía española Repsol.

 

Dejando en claro que su posición apunta a la “soberanía energética en el marco de la integración regional contra la dependencia” y que sostiene la “socialización de YPF y otras empresas, sin indemnización, sustentando la posición en la cuantiosa remisión de utilidades al exterior durante la explotación privada y la depredación realizada en los pozos concesionados”.

 

De vasta experiencia para hablar del caso, fue claro y conciso al momento de enfatizar que “no alcanza con expropiar el 51% de las tenencias de Repsol. Es necesario ir más allá, condenado el modelo energético vigente por 20 años de privatización y avanzar sobre las otras transnacionales para recuperar soberanía energética”.

 

Para luego acotar, en el mismo sentido, que “la sociedad debe empujar el cambio del modelo energético, no solo contra Repsol, sino contra todos los monopolios transnacionales que operan los hidrocarburos: Chevron, Petrobras, Total, Panamerican Energy, British Petroleum, entre otras. La obligada expropiación no puede terminar en habilitar concesiones a otras transnacionales. No se trata de identificar a Repsol como el malo y a las demás empresas como las buenas”.

 

En desacuerdo con pagar una indemnización a quienes “vaciaron” YPF, explicó que “no podemos pagar por lo que es nuestro. Mucho menos cuando las privatizaciones estuvieron plagadas de corrupción y se alteraron los informes sobre las verdaderas reservas con fines especulativos. La realidad es que exportaron nuestras riquezas y recursos de manera que se redujeron las reservas petroleras del 18 al 7 por ciento y en gas del 30 al 7 por ciento en estos años. No se exploró y no se abrieron, ni remodelaron, nuevas destilerías. Los que deberían indemnizarnos son ellos”.

 

Desde otro ángulo, manifestó sin titubear que “vemos con preocupación la conformación de una empresa de carácter mixto, el mantenimiento de YPF como una sociedad anónima, que abre la puerta a los negociados con el patrimonio del pueblo. Mientras sigan los inversores privados continuará el criterio economicista de mayor rentabilidad en el menor tiempo posible, y por lo tanto no hay ecuación posible que nos permita usar la energía con un contenido altamente social”.

 

En el final, soslayó: “La región americana vive su tiempo histórico de recuperación de un proyecto emancipador. Es hora de que el país asuma el compromiso de protagonizar esa tarea en defensa de la soberanía y la integración regional, con un modelo donde la energía sea considerada un valor estratégico, tratada como un bien social y un derecho humano al que todos deben tener acceso. Esta no es una pelea con España y Europa”.



Siguiente Noticia Clausuran 6 comercios por infringir las normas en la venta de bebidas alcohólicas

Noticia Anterior Clausurarán comercios que "especulen” con el precio de la yerba mate

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario