Los paquetes de yerba mate comenzaron a volver lentamente a las góndolas este fin de semana tras la amenaza del Gobierno sobre posibles sanciones, pero el producto aún es escaso y conserva los precios en niveles muy altos.

 

Los supermercados comenzaron a reabastecer sus góndolas con stocks de yerba que tenían en sus depósitos.

 

Sin embargo, los precios se mantienen altos y van de los 15 a los 20 pesos para el medio kilo, y que no se modifican a la baja a pesar del lento aumento de la oferta y de las promesas de normalización por parte del Gobierno.

 

En las góndolas se pueden encontrar la marcas más conocidas, pero el stock es muy escaso y en algunos comercios no permiten compras de más de medio kilo por persona, una situación que también se extiende al aceite de girasol y al azúcar en numerosas zonas del país.

 

El secretario de Comercio, Guillermo Moreno, hizo redactar el miércoles a sus colaboradores la resolución para la aplicación de la Ley de Abastecimiento 26.680, y cuando la tuvo en la mano llamó a los empaquetadores y distribuidores de Misiones y Corrientes con la novedad.

 

El funcionario no hizo más que advertir a las empresas más grandes del sector, como el Ingenio Las Marías, con que aplicará la Ley de Abastecimiento -tal como lo había anticipado la Presidenta Cristina Kirchner- si la yerba no aparecía.

 

Las empaquetadoras le reconocieron a Moreno que habían bajado un porcentaje el abastecimiento, pero denunciar a los comerciantes que llevan el producto al consumidor final como los responsables de la especulación y suba de precios.

 

La Ley de Abastecimiento data de 1974 y establece sanciones a las empresas que no suministren en forma normal la provisión del producto, en este caso del gasoil. Incluso, la norma habilita sanciones de prisión para quienes vayan contra sus disposiciones.



Siguiente Noticia Los obispos definen su posición frente a la reforma del Código Civil

Noticia Anterior Tres marplatenses heridos en una colisión en la ruta 3

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario