Se trata del Jardín de Infantes 937 ubicado en el barrio Las Lilas que se encuentra separado por una medianera de un depósito de autos secuestrados y donde se alojan las pilas usadas que recibe el municipio.

 

Conocida esta situación, los padres de los alumnos expusieron su preocupación ante las autoridades del establecimiento pero hasta el momento no hallaron una respuesta favorable.

 

 

Más allá de las explicaciones que surgieron de las autoridades municipales que desestimaron cualquier riesgo de contaminación por un tratamiento previo por el cual pasan las pilas que allí se alojan, los padres no se muestran conformes y afirman que el predio no presenta condiciones de seguridad acordes y se observan pilas desparramadas y expuestas al aire libre.



Siguiente Noticia En asamblea, ATE decidió paro para el próximo jueves

Noticia Anterior Fin de semana largo: Mar del Plata suma interesantes propuestas

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario