La sala III de la Cámara Penal de Mar del Plata rechazó los tres fundamentos por los cuales un tribunal oral dejó preso el 4 de abril pasado a Rodrigo “La Hiena” Barrios, tras haber sido condenado por el homicidio de la joven embarazada Yamila González.

 

En su fallo, al que tuvo acceso Télam, los camaristas Juan Manuel Fernández Daguerre, Raúl Alberto Paolini y Pablo Martín Poggetto, respondieron y rechazaron los argumentos del Tribunal Oral en lo Criminal 3 de Mar del Plata.

 

Uno de ellos, es el hecho de que el boxeador huyó de de la escena del accidente, sumado a publicaciones incorporadas al expediente en las que Barrios manifestaba su deseo de irse a vivir al exterior del país.

 

Los camaristas recordaron que si bien Barrios tuvo una actitud “repudiable desde lo personal”, luego “voluntariamente se presentó a la sede policial…concurrió a cada diligencia judicial en que fue citado, a la dependencia policial de su domicilio, a las pericias, al debate oral más de un año después de acaecido el suceso, y a la lectura del veredicto y sentencia, a sabiendas ya de los pedidos de pena de prisión en su contra”.

 

Además, los integrantes de la sala III recordaron que el mismo tribunal que lo condenó, le había otorgado en julio de 2011 un permiso para salir del país y viajar a Estados Unidos a pesar de que ya obraban en la causa las publicaciones que reflejaban su suspuestas intenciones de irse a vivir a otro país.

 

Otro de lo argumentos del Tribunal descartado por la Cámara, fue el referente a la posibilidad de que Barrios entorpeciera el proceso mediante amenazas a testigos, como denunció el boxeador Jorge Castro, al declarar en el juicio que había recibido una llamada del acusado en la que le advertía “fijate lo que vas a declarar”.

 

Al respecto, los camaristas recordaron que “Castro no fue testigo del hecho que involucró a Barrios, lo que resulta decisivo a la hora de evaluar la incidencia que una eventual manifestación de aquél podría tener para modificar el curso de los acontecimientos”.

 

“Tan es así -agrega el fallo de Cámara-, que sus dichos no fueron relevados por el Tribunal como elemento cargoso a la hora de dictar la sentencia condenatoria”.

 

Finalmente, los camaristas se refirieron al último argumento del tribunal para dejar detenido a Barrios: “La pena en expectativa”, ya que su condena fue apelada por el particular damnificado, que reclama una pena de prisión perpetua.

 

Se señala que “…el tribunal de juicio ha receptado, en la sentencia condenatoria -no firme- la imputación menos grave sostenida por los acusadores y la prognosis temporal del tratamiento recursivo ante los órganos superiores”, lo cual “torna infundado y desproporcionado el dictado de un encarcelamiento preventivo”.

 

“La calificación de homicidio culposo adoptada por el tribunal de juicio respecto del hecho en consonancia con lo solicitado por el Ministerio Fiscal, permite en abstracto la imposición de una pena de ejecución condicional como así también la excarcelación ordinaria, de la que de hecho gozaba Barrios hasta su revocación en el juicio”.

 

Además, recordaron los jueces que “el Tribunal de Casación de la Provincia, viene sosteniendo que no puede admitirse como causal de privación de la libertad del imputado la sola referencia al monto de pena en expectativa”.

 



Siguiente Noticia Para ex canciller Taiana "es acertada medida de expropiar YPF"

Noticia Anterior Baragiola pide mejoras en plaza de Los Pinares

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario