Los integrantes de la filial Mar del Plata de la ong Consumidores Argentinos se refirieron a los últimos incrementos de precios que se han registrado en productos de la canasta básica de alimentos, siendo la yerba el producto que más se encareció e indignó al público.

 

Sergio Procelli manifestó que se han visto últimamente aumentos en productos que forman parte de la canasta básica y donde más se refleja es en las góndolas de los supermercados.

 

“Se trata de productos que la gente consume diariamente como el caso de la yerba o de los lácteos, a lo que se debe sumar ciertos productos que se ven influenciados por la época del año como puede ser el pescado por Semana Santa”, comentó a Radio La Red (FM 91.3).

 

En los comercios de Mar del Plata se puede apreciar que el kilo de yerba, en algunas marcas, supera los 20 pesos, mientras en otros como la azúcar o el aceite se mantienen restricciones sobre la cantidad que se pueden comprar.

 

En lo que hace a la yerba, también es notable la falta de algunas marcas reconocidas y el fuerte aumento de precio que en promedio el incremento de las distintas marcas es del 25%, pese a que el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, autorizó a incrementar 10% los precios del producto todo este año.

 

El problema de la yerba comenzó hace dos semanas cuando a nivel nacional las principales marcas bajaron al mínimo el abastecimiento y aplicaron aumentos que van del 40 al 100 por ciento.

 

El representante de la entidad en Mar del Plata se mostró sorprendido por este alza de los precios, ya que durante el primer trimestre del año “se venía dentro de lo previsible en cuanto a suba de precios en la canasta básica y teniendo en cuenta que Mar del Plata por sus características especiales del verano hay determinados productos que tienden a elevar el precio”.

 

“Pero este sacudón de los últimos abre un signo de preocupación sobre lo que puede llegar a pasar en los próximos meses”, advirtió.

 

Procelli entendió que con ciertos productos el argumento de la estacionalidad no se fundamenta como puede ser el caso de los lácteos, la carne o durante estos días de la yerba.

 

“Son productos que no tienen esa condición de ser en algún momento más barato o en otro más caro y por eso también la preocupación, porque cuando estos productos aumentan no solo afectan a la canasta básica sino que tienen incidencia en otros productos y a la postre se resiente el bolsillo”, expresó.



Siguiente Noticia Clausuran un restaurante por actividades no habilitadas

Noticia Anterior El mal clima condiciona el inicio del fin de semana largo

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

3 Comments

  1. AMAIKE
    5 junio, 2012 at 5:08 PM — Responder

    Nosotros debemos decidir qué comprar! Estas subas de precios ya las hemos vivido los que tenemos unos cuantos años…las empresas quieren ganar y cobrar precios de exportación y por fin hay un gobierno que CONTROLA…además los grupos económicos son desestabilizadores. No les interesa la gente

  2. Nicolas
    18 abril, 2012 at 8:31 AM — Responder

    quería agregar una reflección más: así como el momento de votar es a los ciudadanos la única forma de decirle a los gobernantes cómo queremos que nos gobiernes, el momento de la elección de tal o cual marca es la forma que tenemos de decirle al comerciante qué es lo que queremos. Si queremos industria nacional o no nos importa, si estamos de acuerdo con tal o cual precio, etc. Creo que podemos manifestarnos siendo consumidores conscientes de lo que estamos comprando. Si solo nos limitamos a poner cosas en el changuito perdemos como consumidores.

  3. Nicolas
    18 abril, 2012 at 8:05 AM — Responder

    Se trata de una sucia especulación de los malos empresarios argentinos. Yo digo que no compremos, que racionalicemos el consumo y que, de ser necesario, compremos segundas marcas ya que el aumento fue propulsado por las principales marcas. El consumidor es el que debe marcar el paso en el consumo y los argentinos debemos aprender a consumir.

    Otra cosa que deberíamos hacer es antes de meter en el changuito el producto ver si es de industria nacional o no. En caso de que no lo sea buscar un sustituto nacional. Darle trabajo a los argentinos es darnos trabajo a nosotros mismo, porque somo argentinos.

Deja un comentario