A raíz de las sucesivas medidas de fuerza llevadas a cabo por los empleados judiciales durante el mes de marzo y abril, la Mesa Directiva del Colegio de Abogados de Mar del Plata propuso un protocolo de actuación judicial para afrontar dichas medidas, con la finalidad de asegurar que permita el ejercicio del derecho a huelga por parte de los trabajadores por un lado y el acceso irrestricto a la justicia por parte de los justiciables y el libre ejercicio profesional de los abogados.

Gracias a la excelente predisposición de jueces y funcionarios judiciales del fuero Civil y Comercial, de Familia y Tribunales de Trabajo, el acuerdo permitió el ejercicio profesional ello dentro del lógico resentimiento del servicio.

Dicho protocolo contempla las siguientes pautas: que las mesas de entradas permanecerán abiertas durante toda la jornada judicial; que en el caso que los empleados no presten funciones, los funcionarios y el propio titular, estén a disposición de los letrados para su atención en mesa de entradas. Asimismo que en caso de que un profesional no reciba la atención aludida, podrá solicitar se le comunique con el Secretario del Juzgado, o, en su caso, con el titular de la dependencia.

Además, que se reciban todos los escritos que se presenten (con y sin habilitación de días y horas inhábiles), como así también cédulas, mandamiento y oficios a control; que las audiencias sean tomadas por los propios funcionarios y que en caso de que comiencen a suspenderse los términos, los giros que se encuentren pendientes de expedición por “no estar consentidos”, los mismos puedan ser entregados con el consentimiento de todos los litigantes.

Sin perjuicio de ello, el Colegio de Abogados Departamental, ha remitido comunicaciones a la SCBA, Ministerio de Justicia de la Provincia de Buenos Aires haciéndole saber que este Colegio de Abogados expresa sus fervientes deseos que el conflicto encuentre una pronta solución, exhortándolos a que en negociación paritaria se logre una solución a este nuevo desencuentro salarial.

En el mismo sentido se ha comunicado con la Asociación Judicial Bonaerense además de agradecerle su vocación para administrar satisfactoriamente la inevitable tensión que se genera entre el ejercicio del derecho de huelga por parte de sus afiliados y el ejercicio profesional de los matriculados.



Siguiente Noticia Waterpolo: Atlantis seguirá en la Liga de Honor

Noticia Anterior Ante aumento de precios piden un "observatorio de precios"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario