Cientos de marplatenses y turistas pudieron contemplar una obra musical sin precedentes en la ciudad como fue el Concierto Réquiem de Berlioz en conmemoración con los 30 años de la Guerra de Mavinas.

 

Incluyó la puesta coral e instrumental de más de 400 personas sobre un escenario montado en pleno centro.

 

El tenor y excombatiente, Darío Volonté, fue una de las figuras del concierto que contó con la asistencia del Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, así como de veteranos de guerra y familiares de los caídos en combate.

 

Organizado por la Municipalidad de General Pueyrredon se llevó adelante este mediodía el Gran Concierto Música por Malvinas constituida por la Orquesta Sinfónica Nacional, la Orquesta Sinfónica Municipal, la Banda Municipal de Música, las bandas del GADA y de la Armada, el Coro Polifónico Nacional y coreutas marplatenses del Coral Cármina, de la Escuela de Canto Coral, del Coro Raíces y el Coro Alas, bajo la dirección del Maestro Guillermo Becerra. El trabajo fue coordinado e impulsado por el Maestro Ernesto Parise.
Darío Volonté, tripulante del Crucero General Belgrano, fue protagonista, como voz solista, de la interpretación del imponente Réquiem op 5 de Héctor Berlioz (o Grande Messe des morts), junto a una formación orquestal y coral de cerca de 400 personas.

 

El punto de mayor emoción se produjo cuando un grupo de veteranos de guerra subió al escenario y Darío Volonté interpretó Aurora, que recibió el cerrado aplauso de las personas presentes y que se extendió durante varios minutos.

 

El músico José Luis Castiñeira de Dios, director nacional de Artes de la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación manifestó que “estamos viviendo un momento de emoción único aquí en Mar del Plata por el hecho artístico y toda la emoción que acompañó este concierto tan fantástico. La música es un gran factor de unidad y en este momento estamos recordando como se debe recoradar a quienes cayeron en las islas con respecto y el reconocimiento de todo su pueblo”.

Para Adolfo Pérez Esquivel “se trató de un acto muy emotivo. La lucha por la soberanía de las Isla Malvinas es un común denominador, más allá de las diferencias que podamos tener: El reclamo legitimo a Gran Bretaña que las Malvinas son Argentinas y que las tendrán que retornar”.

“Hay que seguir haciéndolo por eso por medio de la Paz. Muchos premios Nobel estamos reclamando la reivindicación de los derechos de nuestro país sobre las Islas, y eso se va a lograr”, relató el Pérez Esquivel.

La obra, escrita en 1837, y que tiene características de una conmemoración religiosa, es un réquiem de guerra que plantea una reflexión sobre el dolor que los hechos bélicos causan en los pueblos y las heridas que perduran en el tiempo.

“Para mí, cantar el Réquiem de Berlioz en una fecha como el 2 de abril es estar en una comunión perfecta entre el motivo del concierto y la música encarnada en esta gran misa por los difuntos y por la paz – dijo el propio Volonté-. Hoy es una ocasión excepcional y extraordinaria en mi vida”.

El concierto tuvo lugar inmediatamente después del acto oficial en el Monumento a los caídos en Malvinas.

La obra ha sido grabada por los más importantes directores del mundo y representada en Francia, Alemania e Italia. Mar del Plata es la segunda ciudad de la Argentina donde este concierto imponente fue representado. La primera vez fue ejecutado en el Estadio Luna Park de la ciudad de Buenos Aires.



Siguiente Noticia Unos 90 mil turistas eligieron a Mar del Plata

Noticia Anterior Ex Combatientes inician travesía en moto a 30 años de la Gesta de Malvinas

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario