Al cumplirse el 30º aniversario de la Guerra de las Islas Malvinas, habrá homenajes a los caídos y veteranos del conflicto bélico de 1982.

 

Minutos antes de la medianoche el Centro de excombatientes comenzó con las actividades con una marcha de antorchas. Este lunes a las 10 será el acto central al pie del Monumento que recuerda a los caídos en combate.

 

Luego se realizará un gran concierto sinfónico con más de 400 músicos en Luro y Mitre.

 

A 30 años de la recuperación de las Islas Malvinas, en Mar del Plata las actividades conmemorativas dieron inicio anoche con un oficio religioso en la Iglesia Catedral para recordar a los caídos en combate y luego se hizo una marcha de antorchas hasta el Monumento a los caídos, ubicada en la plazoleta homónima de Diagonal Alberdi y Córdoba.

 

Allí dio inicio la vigilia y a las 8 de la mañana se realizará el izado del pabellón nacional, se servirá un chocolate caliente y a las 9 habrá una misa de difuntos en la Catedral.

 

A las 10, dará inicio el acto oficial al pie del Monumento a los Caidos con los discursos de ocasión, la entonación del himno nacional y la colocacion de ofrendas florales.

 

En esta oportunidad, el cierre de los actos será a las 11 en Luro y Mitre con un gran concierto sinfónico que contará con 400 artistas entre músicos y coreutas.

 

Participarán la Orquesta Sinfónica Nacional, la Orquesta Sinfónica Municipal, la Banda Municipal de Música, las bandas militares de la Armada y del GADA, el Coro Polifónico Nacional y coreutas marplatenses del Coral Cármina, la Escuela de Canto Coral, el coro de la Ópera de Mar del Plata y de prestigiosas instituciones de la ciudad y la participación especial del tenor Darío Volonté.

 

Se trata de la ejecución del Réquiem op Nº 5 de Héctor Berlioz, compuesto en 1837; obra que requiere una importante participación de instrumentos y de voces, escrita como una reflexión acerca de los acontecimientos bélicos que le tocó vivir a comienzos del siglo XIX.

 

Darío Volonté, sobreviviente del Crucero General Belgrano, expresó que “para mí, cantar el Réquiem de Berlioz en una fecha como el 2 de abril es estar en una comunión perfecta entre el motivo del concierto y la música encarnada en esta gran misa por los difuntos y por la paz. Ésta será realmente una ocasión excepcional y extraordinaria en mi vida”, agregó.

 

Para el concierto que tendrá lugar inmediatamente después del acto oficial en el Monumento a los caídos en Malvinas, se ha montando un gran escenario de 30 metros de frente, con sonido amplificado para una gran multitud.

 

La Guerra de Malvinas se desarrolló entre el 2 de abril, día del desembarco argentino en las islas y el 14 de junio de 1982, con un saldo de 649 soldados y oficiales argentinos muertos, dejando una lacerante herida en el corazón de todos los argentinos.



Siguiente Noticia Se inicia el periodo ordinario de sesiones en el Concejo Deliberante

Noticia Anterior El ensayo general de una obra musical única

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario