La dirigencia de Peñarol de Mar del Plata y el Ente Municipal de Deportes y Recreación (EMDeR) entablaron un conflicto ante la decisión de este último organismo de aumentar el costo de alquiler del estadio “Polideportivo” donde el conjunto “Milrayitas” juega de local.

 

El contrato que tenían firmado ambas partes caducó el pasado 13 de marzo con la finalización de la fase regular de la Liga Nacional de básquetbol, y a la hora de rubricar el nuevo se inició el conflicto.

 

El problema surgió porque las autoridades del EMDeR decidieron implementar un aumento del 35 por ciento en el alquiler del “Polideportivo” lo que obligaría a pagar al club unos 6.700 pesos.

 

La dirigencia de Peñarol se negó a firmar ese nuevo contrato porque consideró excesiva la cifra, y las autoridades del EMDeR anunciaron que sino se llega a un acuerdo no se podrán utilizar las instalaciones.



Siguiente Noticia Sector pesquero exige que se cumpla con fallo de la justicia

Noticia Anterior La ocupación hotelera supera el 70 por ciento en destinos de la costa

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario