El presidente del Ente Municipal de Obras y Servicios Urbanos (ENOSUR), Manuel Regidor, recibió este jueves a un grupo de delegados del Banco Mundial y de la Secretaría de Ambiente de la Nación que se acercaron a Mar del Plata para supervisar los últimos detalles de cara a la inauguración del nuevo predio de disposición final de residuos.

 

La delegación contó con la presencia de Renán Bóveda (del Banco Mundial), la licenciada Silvia Mucci (secretaría de Ambiente) y Pablo Vittar Marteau, quien participó en la gestión del financiamiento de dicho proyecto. Del encuentro también participaron la titular de Gestión Ambiental de la comuna Claudia Baltar y Silvia Guerrero, responsable social de la iniciativa, además de trabajadores del ENOSUR.

 

Tras recordar que el 26 de abril se inaugurará el nuevo predio, Regidor manifestó que se mantendrá un circuito diferenciado de camiones para permitir que las personas que trabajan en la separación de residuos “mantengan la posibilidad de seguir trabajando pero todo el desecho va a ser definitivamente dispuesto en el nuevo predio”.

 

En ese sentido, el funcionario adelantó que “paralelamente, se ha estado trabajando y conversando con los delegados del banco, porque el próximo proyecto a ponerse en marcha es la remediación del predio actual, un lugar que está funcionando desde hace 20 años y en condiciones muy malas”.

 

“Es un pasivo muy importante que le queda a la ciudad y que hay que resolver. Así que ya tenemos un anteproyecto elaborado en el ENOSUR que ha sido entregado tanto a la secretaría de Ambiente y al Banco Mundial para que ya comience su evaluación”, consignó.

 

SEPARACION DE RESIDUOS EN ORIGEN

 

“Tenemos planteado a partir del nuevo relleno desarrollar un programa de separación en origen de residuos. Eso será una fracción orgánica y otra inorgánica. Tendremos una campaña fuerte de educación y divulgación”, adelantó Regidor.

 

En esa línea, destacó que “es sencillo, no implica una inversión económica nueva y tiene dos beneficios inmediatos. Por un lado, un mayor nivel de separación y recuperación de residuos y por otro lado, hay mucha gente que vive de esto y que encontrará mejores condiciones de trabajo. Y en la medida que disminuyamos la cantidad de residuos, la vida útil del predio se prolonga. Esto tiene un impacto económico concreto, es mejorar la administración de los recursos.”

 

“En cada área se van a establecer dos días a la semana en los cuales cada uno de nosotros va a tener que sacar una bolsita con los residuos que sean susceptibles de ser reciclados. Esto no modificará horarios ni frecuencias. Ya saldrá la campaña para que cada uno esté perfectamente informado. Será muy simple y no obliga más que a tener dos recipientes en cada casa en donde depositar la basura. Estamos en condiciones de darle una respuesta óptima a este requerimiento. Somos muy optimistas”, concluyó.



Siguiente Noticia A Unión se lo dieron vuelta en Tucumán

Noticia Anterior Centro de Constructores se sumó al Código de Publicidad

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario