En una nueva audiencia del juicio que sigue contra Rodrigo “La Hiena” Barrios, que se realiza ante el Tribunal Oral, se produjeron los alegatos de las partes.

 

En primer turno, el fiscal Oscar Deniro acusó por “homicidio culposo” a Rodrigo “La Hiena” Barrios y pidió una pena de 3 años y seis meses de prisión, más ochos años de inhabilitación para manejar.

 

“No cuento con elementos para determinar que existió dolo”, dijo, y agregó que no se puede probar la intención del imputado de provocar la muerte de Yamila González.

 

El letrado señaló que el boxeador hablaba por teléfono en el momento del hecho, “hay dos llamadas que coinciden con la hora del hecho y los satélites los ubican en el lugar”, dijo. Además señaló que no se encontraba en condiciones psicofísicas para conducir y transitaba a una velocidad inadecuada.

 

En ese sentido, Deniro alegó que Barrios intentó maniobras de frenado y evasión pero sin la reacción necesaria para evitar el accidente. “La extension del daño y la actitud son agravantes”, manifestó.

 

Una protesta de trabajadores judiciales interrumpió la audiencia y demoró unos minutos la continuidad de la jornada.

 

Luego, fue el turno de los abogados de los particulares damnificados: Carlos Pelliza (por la conductora del Fiat 147, Guillermina Molina), Julio Ginocchio (por la acompañante del Fiat 147, Débora Correa) y Adrián Rodríguez (por Graciela Morales, madre de la fallecida Yamila González).

 

Adrián Rodríguez, el abogado de Graciela Morales, madre de Yamila González, la joven embarazada que murió en el accidente, reclamó una pena de 12 años de prisión para el boxeador por “homicidio simple con dolo eventual”. “Jamás dio muestras de arrepentimiento”, dijo.

 

El letrado solicitó que la condena sea de cumplimiento efectivo, ya que recordó que el acusado huyó tras el accidente y además amenazó a testigos.

 

En primer turno, el fiscal Oscar Deniro acusó por “homicidio culposo” a Rodrigo “La Hiena” Barrios y pidió una pena de tres años y seis meses de prisión, más ochos años de inhabilitación para manejar.

 

“No cuento con elementos para determinar que existió dolo”, dijo, y agregó que no se puede probar la intención del imputado de provocar la muerte de Yamila González.

 

El letrado señaló que el boxeador hablaba por teléfono en el momento del incidente, “hay dos llamadas que coinciden con la hora del hecho y los satélites los ubican en el lugar”, dijo. Además señaló que no se encontraba en condiciones psicofísicas para conducir y transitaba a una velocidad inadecuada.

 

En ese sentido, Deniro alegó que Barrios intentó maniobras de frenado y evasión pero sin la reacción necesaria para evitar el accidente. “La extensión del daño y la actitud son agravantes”, manifestó.

 

Carlos Pelliza, abogado de la conductora del Fiat 147, Guillermina Molina, solicitó dos años de prisión y cuatro de inhabilitación para conducir. Mientras que Julio Ginocchio, por el acompañante de este vehículo sostuvo que Barrios mostró un total desprecio por la vida, dijo el fiscal. Y pidió una pena de cuatro años de prisión y dos de inhabilitación para conducir.

 

Por último alegaron las defensoras oficiales Carla Auad y Laura Solari, quiénes ya adelantaron que pedirán la absolución de Barrios y, en caso de una condena, desestimar el dolo eventual para lograr una pena “cercana a la mínima legal” por el homicidio culposo y dejar la prisión en suspenso.

 

Antes del ingreso a la sala, Graciela Morales, la madre de la joven Yamila González, que murió producto del accidente provocado por el boxeador, explicó a C5N que trata de tener un poco de esperanza y no llevarse una desilusión. “Les pido a los jueces que condenen con justicia, con equidad”.

 

“Que piensen que nosotros somos las víctimas y vamos cargar siempre con este dolor”, indicó. Al mismo tiempo señaló que cree que Barrios “va hablar porque es la última oportunidad que tiene de defenderse y hacerle creer a los demás que no tiene nada que ver”.

 

“No creo en el arrepentimiento de Barrios. No creo que sea sincero como nunca lo fue. En forma privada nunca habló con nosotros. Sólo cuando tuvo una cámara en frente”, agregó la mujer.



Siguiente Noticia Cursos abiertos en la UAA

Noticia Anterior Iniciaron el armado de escenario para concierto del 2 de Abril

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario