El sargento Gerry Boyle (Brendan Gleeson) es un excéntrico policíapueblerino, dueño de una conflictiva y grosera personalidad y un corrosivosentido del humor. Como veterano agente del condado Galway, Boyle es un rebeldecon su propio código ético; él ha visto suficiente de este mundo como parasaber que no puede esperar mucho más de él y tiene demasiado tiempo libre parapensar en ello. 

Cuando uno de sus colegas desaparece y su pequeño pueblo setransforma en el sitio clave de una importante investigación acerca del tráficode drogas, Boyle se ve obligado a, por lo menos, fingir cierto interés paratratar con el parco agente de FBI Wendell Everett (Don Cheadle), asignado paracubrir el caso. Acostumbrado a manejar el territorio a su gusto durante muchosaños, Boyle no se impresiona en absoluto cuando el FBI llega al lugar.


Siguiente Noticia Los juegos del hambre

Noticia Anterior Premio Municipal a la Producción Artística

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario