Desde Mar del Plata la cúpula de la Central de Trabajadores de Argentina brindó detalles de la protesta de la semana entrante y adelantó un paro nacional “con o sin la CGT”.

 

Además, el líder de la CTA formuló duros conceptos contra la presidenta Cristina Fernández a quien calificó de a quien lo calificó de no ser progresista y de inventar frases para no hablar de ajuste.

 

Pablo Micheli manifestó que la mandataria nacional “está enamorada de sí misma” y no le interesa escuchar otra realidad.

 

Con la presencia del secretario general de la Central de Trabajadores de Argentina, Pablo Micheli, el secretario adjunto, José Rigane, más otros representantes de la cúpula, informaron sobre lo que debatirán este sábado, entre las 9 y las 13, en el Sindicato de Luz y Fuerza de Mar del Plata. Además, adelantaron que para fin de mes (sería el día 30) realizarán un paro general, mientras aguardan la confirmación de la CGT, por si se suman o no.

 

La Central de Trabajadores de Argentina (CTA) organizará este sábado, desde las 9 hasta las 13, un plenario sobre la “Jornada de Lucha” que realizarán el próximo miércoles a nivel nacional. Será en el Sindicato de Luz y Fuerza de Mar del Plata, en 25 de Mayo 4115.

 

Ahí debatirán sobre la eliminación del impuesto a las ganancias del salario; las paritarias sin techo, la unificación y aumento de las asignaciones familiares y eliminación de los topes; el haber mínimo jubilatorio igual al salario mínimo, vital y móvil y por el 82% móvil; el aumento para el conjunto de los trabajadores del plan Argentina Trabaja igual al salario mínimo, vital y móvil, como también la apertura de la mesa de negociación paritaria; tierra para trabajar y vivir en paz.

 

Esos temas fueron presentados por el Secretario General de la CTA, Pablo Micheli, el Secretario Adjunto, José Rigane, el Secretario de Derechos Humanos, Hugo Blasco, Manuel Gutiérrez, de ADEMYS, Guillermo Díaz, de UOM Villa Constitución, Carlos Chile, Secretario General de la CTA Capital Federal, Víctor Mendibil, Secretario General de la Federación Judicial Argentina, Julio Gambina, Presidente de la FISYP, Carla Rodríguez, MOI, y Hugo Godoy, de ATE Nacional.

 

Precisamente, Micheli fue la voz cantante. El máximo dirigente de la Central contó detalles del plenario de Delegados, de la marcha que realizarán el miércoles en todo el país conjuntamente con otras fuerzas como la Corriente Clasista y Combativa, Barrios de Pie, el Frente Darío Santillán, entre otros.

 

Pero en realidad están esperando la confirmación por sí o por no de una parte de la CGT. “Moyano se definió a favor de la movilización, pero no se sabe si va a asistir o no. Ojalá que vayan”, dijo. Aunque también explicó que “no queremos ser soberbios y utilizar la palabra sumar, pretendemos la unidad de acción”.

 

Como a su vez que “en la Argentina tenemos que acostumbrarnos como ocurre en cualquier país del mundo, que ante cualquier problema puntual aunque tengamos diferencias en muchas cosas podemos juntarnos para hacer medidas conjuntas”.

 

Esa movilización tendrá lugar en todo el país. En Capital Federal comenzará a las 15 en Desarrollo Social y culminará en el Ministerio de Trabajo; mientras que en Mar del Plata realizarán lo mismo.

 

Además, habló de la certeza de un paro general para fin de mes. Sobre ese último punto, relató que “todavía no está nada confirmado, pero es muy probable que sea el viernes 30. Día que se conmemoran los 30 años donde con la CGT se comenzó a derrumbar la Dictadura Militar, con la protesta popular”.

 

CRITICAS A LA PRESIDENTA

 

El Secretario General de la CTA disparó con munición pesada contra la máxima mandataria del país, su forma de Gobierno, a quien lo calificó de no ser progresista y de inventar frases para no hablar de ajuste. “Ella cree que con su círculo cerrado resuelve todos los problemas del país y no le interesa escuchar otra realidad”, acotó.

 

“Queremos a los responsables políticos y materiales de la tragedia de Once. Porque la renuncia de Schiavi es un gesto para la tribuna, que no resuelve absolutamente nada. El tema de fondo es la estatización de los ferrocarriles con control del público y los trabajadores”, disparó el sindicalista. “Schiavi se va porque es un inoperante, un funcionario que asume la responsabilidad política para ver cómo se salva, en vez de resolver los problemas del pueblo”, acotó.

 

Sin antes dejar pasar que “en este contexto, no se puede pensar en positivo en la Argentina. Parece que hay que pensar en sobrevivir. Es una concepción bien típica del neoliberalismo, no de los tiempos que corren ahora”. Así, calificó de “papelón” el rol de querellante que asumió el Estado en pos de solucionar el terrible suceso del mes pasado.

 

Como también expresó su visión crítica hacia la ley antiterrorista, por quien piden la derogación. “Es un flagelo y un retroceso para la democracia argentina, porque es la excusa que tiene es Gobierno para intentar reprimir la protesta social, como pasó en Jujuy, donde metieron preso a la mitad de la conducción del sindicato azucarero de Ledesma, afiliados de la CTA”, expresó.

 

Para con impotencia remarcar que no hay diálogo con la Presidenta. “Luego del discurso de la Sesión Extraordinaria, como dicen los chicos ‘nos cortó la cara’. La posibilidad de sentarnos a discutir es muy poca. Si le pega al sindicalismo cada vez que tiene un micrófono adelante. Hay un decisión de este Gobierno de marchar cada vez más hacia la derecha”, tiró.

 

Pero el problema, para él, es que “la Presidenta está enamorada de sí misma, ella cree que con su círculo cerrado resuelve todos los problemas del país y no le interesa escuchar otra realidad”.

 

Dentro de ese marco, fue muy duro con el vicepresidente de la Nación, el marplatense Amado Boudou, investigado por la Justicia. “La verdad, como dicen algunos amigos, viéndole la pinta nomás. Y de dónde viene, yo diría que en principio ya es sospechoso. Pero que profundicen la investigación”, ratificó.

 

Punto aparte para hablar del impuestazo que vendrán en las facturas de electricidad, con casi un 150% por encima del monto habitual. Al respecto, explicó que “forma parte del plan donde intentan transformar la seguridad social en un subsidio a la pobreza. En lugar de hacer una conquista a los trabajadores, este Gobierno la está destruyendo”.

 

“Acá hay un aumento de tarifas, no es cierto que haya una quita de subsidios. Lo que pasa es que este Gobierno inventa frases para no hablar de ajuste. Sintonía Fina es ajuste. Le están buscando la forma de ocultar lo que verdaderamente está ocurriendo”, agregó.

 

Y esa búsqueda “para distraer la atención”, para Micheli también ocurre en la pelea por la recuperación de las Islas Malvinas. “Es una maniobra distractora, porque de fondo no hay nada concreto. Si hubiera sido así deberían haber suspendido los vuelos que paran en Río Gallegos”, contestó. “Pero es correcto plantear en el ámbito diplomático”, añadió.

 

Para finalmente concluir diciendo que “este Gobierno nunca fue progresista. Algunos compañeros dicen que hicieron cosas buenas, yo digo que no hicieron ninguna cosa buena. En todo caso, todo lo que bueno que ha ocurrido fue por todo lo que peleó este pueblo. No fue por voluntad propia de los Kirchner”.



Siguiente Noticia “Estamos trabajando en los reclamos de los usuarios de Cablevisión”

Noticia Anterior Solicitan que el municipio accione a favor de los usuarios de Cablevisión

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario