El operativo fue realizado por Inspección General en la calle Salta 1357 donde constataron que también funcionaba como geriátrico.

 

Los inspectores detectaron a 15 personas que recibían tratamiento médico sin la presencia de profesionales.

Además, comrobaron que los encargados del lugar le suministraban a los adultos mayores medicamentos psiquiátricos sin ninguna clase de prescripción.

 

La Municipalidad clausuró este jueves un hotel ubicado en Salta 1357, que funcionaba como geriátrico y clínica psiquiátrica sin estar habilitado para ello. La inspección detectó la presencia de 15 personas a las que se les suministraban medicamentos sin ninguna clase de control médico.

 

Eduardo Bruzzeta, director general de Inspección General dependiente de la secretaría de Gobierno, declaró que en el mencionado establecimiento, ubicado entre 9 de Julio y 3 de Febrero, se detectó el funcionamiento de una especie de clínica psiquiátrica.

 

“Es un hotel de 3 plantas, donde la planta baja está ocupada y se han relevado 15 personas mayores y menores de 60 años, a las que se les suministraba medicamentos psiquiátricos sin ninguna clase de prescripción. Aquí no se encontró a ningún médico ni enfermeras”, precisó.

 

En tal sentido, el funcionario precisó que los responsables de la explotación comercial “eran los encargados de suministrar estos psicofármacos, los que se encontraron en gran cantidad”.

 

“Todas las personas alojadas tienen un listado de los medicamentos que se les tiene que suministrar, por lo que estamos frente a la presencia de un neuropsiquiátrico totalmente ilegal, donde las personas que habitan allí corren serio peligro de vida”, acotó.

 

“En el primer y segundo piso hay pasajeros comunes bajo la figura de mensualizados. Cabe señalar que el hotel posee habilitación para esa función específica. No puede alojar adultos mayores en calidad de geriátrico o psiquiátrico”, afirmó.

 

Fueron convocados profesionales de la Secretaría de Salud y de Desarrollo Social que se encargaron del relevamiento sanitario y social de las personas encontradas.

 

“Se presentaron algunas personas que son acompañantes terapéuticos de los pasajeros del establecimiento. El local fue clausurado y ya se ha establecido comunicación con los familiares de las personas relevadas. También le vamos a pasar esa información al PAMI local, para no seguir poniéndolas en grave riesgo de vida”, explicó Bruzetta.

 

Finalmente, el titular de Inspección General hizo referencia a la explicación que dieron los propietarios del establecimiento ante el requerimiento de los inspectores.

 

“Ellos sostienen que estas personas están alojadas aquí en forma mensualizada y que cada uno tiene contratado un servicio médico de emergencia. Hay que remarcar que los familiares sabían de esta irregularidad, lo que agrava la situación. Estamos frente a una irresponsabilidad, sobre todo teniendo en cuenta que en la ciudad se cuenta con la posibilidad de la habilitación de pequeños hogares como geriátricos”, concluyó.



Siguiente Noticia 6.500 niños fallecen cada año en Latinoamérica en siniestros de tránsito

Noticia Anterior Cordeu : “Hay que analizar el nuevo fracaso del Emisario Submarino”

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario