A más de una semana de iniciado el ciclo lectivo, los padres de los más de 70 chicos que concurrían al Instituto Pío XII reflejan su incertidumbre porque el edificio mantiene cerrada sus puertas y no tienen certezas de cuándo reabrirá sus puertas.

 

El pasado lunes un grupo de padres se reunió con el secretario de Gobierno, Marcelo Artime, donde se interiorizaron sobre las distintas posibilidades que el municipio maneja para que el lugar vuelva a funcionar, luego que el Patronato de la Infancia haya resuelto no continuar por falta de fondos.

 

Una de las posibilidades latentes es que los casi venite trabajadores se cooperativicen y con recursos del estado municipal asuman la administración del establecimiento.

 

En declaraciones a Radio la Red (FM 91.3) el funcionario municipal destacó que desde noviembre vienen trabajando contrarreloj “y hubiese sido lo ideal que la reapertura del Patronato se hubiese dado como todos los años el 15 de febrero, lo cierto es que la asociación civil Patronato ya se ha retirado, el personal fue indemnizado, y estamos trabajando con el gobierno municipal para reabrirlo y nos hemos fijado como plazo el mes de marzo”.

 

Artime reconoció que lograr que el Patronato vuelva a funcionar tiene su complejidad “que tiene que ver con armar una nueva forma de administración, ya que la asociación civil no está más, tiene que ver con el dominio del bien, ya que es una propiedad privada de la asociación civil Patronato de la Infancia, pero más allá de estas situaciones soy optimista que durante el mes de marzo se logre la tan anhelada reapertura del instituto”.

 

El Secretario de Gobierno afirmó que existen instituciones interesadas en hacerse cargo de la administración del lugar y otra de las posibilidades que se manejan es que el propio personal del instituto se asocie en forma de ong y cooperativa y cuente con apoyo económico del estado municipal.

 

“Nos estamos demorando unos días más, pero estamos dando pasos cortos pensando en una solución para los próximos diez años y reasegurar que los niños reciban el mismo amor y atención que venían teniendo”, enfatizó.

 

En tal sentido, resaltó la figura del personal que durante todos estos años cumplió de manera eficiente una labor en el Patronato de la Infancia.

 

“La garantía para que eso acontezca son las casi veinte personas que tienen un valor enorme tanto en la voluntad que ponen para el mantenimiento del edificio como en el cariño que le dan a los chicos y desde el estado municipal lo queremos preservar”, declaró Artime.

 

En el Patronato se albergaba a unos 75 chicos de 4 a 11 años. Diariamente recibían desayuno, almuerzo y merienda. También todos los días eran trasladados al Jardín de Infantes provincial Nº 901 y a la Escuela provincial Nº 19.

 

Además, recibían apoyo escolar, inglés, computación, educación física y fútbol gracias a las gestiones conjuntas de la Dirección del Instituto y la Municipalidad que enviaba a profesores a dictar clases en estos rubros en forma gratuita.

Y todos los niños recibían atención médica en el Hospital Privado de la Comunidad desde el momento que ingresaban a la institución.



Siguiente Noticia Jubilados y pensionados ya perciben haberes a través de cuenta sueldo

Noticia Anterior Unión ganó y clasificó

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario