La Federación Bioquímica de la Provincia de Buenos Aires expuso las dificultades que atraviesa la profesión en el marco de la reunión de su Comité Ejecutivo con asociados al Centro de Bioquímicos IX Distrito, con cabecera en la ciudad.

 

El presidente de la Federación, Alberto Torres, aseguró que el atraso de los aranceles es una de las principales inquietudes del sector.

 

“Los casi 1700 laboratorios de Buenos Aires, en forma organizada, trabajamos con la obra social provincial, el Pami, con las prepagas, con obras sociales sindicales; prácticamente con todo el espectro de la seguridad social de la provincia. Y nos encontramos con que la retribución, pese a que los salarios han tenido algún tipo de reconocimiento y de mejora, no se ha trasladado en la misma medida a nuestros aranceles”, señaló.

 

Las trabas en la importación también generan problemas. “Nuestra profesión ha crecido, y a nivel mundial en Argentina estamos muy bien. Somos consumidores de insumos, aparatología importada, y nos preocupa que estas dificultades puedan repercutir en algún momento en la atención de más de 8 millones de personas de la provincia de Buenos Aires que atendemos los laboratorios de análisis clínicos privados”, advirtió Torres, que recordó que hace dos años “faltaron insumos importantes como jeringas y agujas”.

 

El titular de la Federación pidió que se reconozca que “el aumento de los ingresos en las obras sociales debe trasladarse a los aranceles”.

 

Y con respecto al problema de la importación, solicitó “que se tome conciencia de que no se trata de un insumo de confort, sino de algo íntimamente ligado al cuidado de la salud y a la atención de la enfermedad, por lo tanto debe ser tenido en cuenta porque esto afecta a la población”.

 

Por su parte, el secretario de la entidad, Luis García, se manifestó en el mismo sentido.

 

“La medicina prepaga se niega a asistirnos económicamente, con la necesidad que tenemos los bioquímicos. Ellos aumentan sus cuotas periódicamente, tuvieron un aumento en agosto, otro en diciembre, y ahora iban a tener otro en febrero, pero la Secretaría de Comercio lo postergó. No nos están trasladando el aumento a las cuotas que ellos les pasan a sus asociados. Tenemos un atraso con todas las prepagas en general”, se explayó.

 

Además, subrayó: “Hay una resistencia, aducen que hay una nueva ley de reglamentación de la medicina prepaga que nos está perjudicando muy seriamente en lo económico, pero no queremos ser los perjudicados. Los costos de los laboratorios se han incrementado con los aumentos de los sueldos de los empleados de sanidad, que desde agosto hasta febrero fue de un 33 por ciento. Y muy lejos de eso, las empresas de medicina prepaga no quieren reconocer el aumento. En el mejor de los casos, nos han reconocido, entre agosto y enero, un escaso 15 por ciento, mientras el costo de funcionamiento del laboratorio aumentó muy por encima, entonces hay un atraso muy significativo”.

 

Emotivo acto

 

En una emotiva ceremonia, el presidente del Centro de Bioquímicos IX Distrito, Gilberto Landi, y el titular de la Federación Bioquímica de la Provincia de Buenos Aires, Alberto Torres, descubrieron en el Salón de Actos de la sede del Centro -Falucho 3545- una placa en honor al primer presidente de dichas entidades, Dr. Félix Antuá Fares Taie.

 

Del acto, en el que se recordó con anécdotas y se remarcó la condición de excelente profesional y gran persona del homenajeado, participaron su esposa Edith Lilia Bello; sus hijos Gustavo, Claudia y Hernán Fares Taie, y su hermana Berta Fares Taie.

 

“Félix fue nuestro primer presidente, el que estableció las bases para que se haga este Distrito y la Federación Bioquímica”, resaltó Landi. Y Torres lo consideró “pionero de las instituciones profesionales organizadas”.

 

Distinciones

 

En la cena de camaradería del Centro de Bioquímicos IX Distrito, presidido por el Dr. Gilberto Landi, con el Comité Ejecutivo de la Federación Bioquímica de la Provincia, se entregaron distinciones a profesionales que cumplieron 25 años de graduación. En ese sentido, fueron reconocidos Héctor Bustos (Mar del Plata), Patricia Cachaza (Dolores), Eduardo Lacoste (Necochea), Patricia Mondino (Villa Gesell), Analía Orejas (La Dulce), Adriana Poggi (Necochea) y Carlos Vega (Necochea).

 

Asimismo, el Centro de Bioquímicos IX Distrito distinguió con la medalla a los 50 años de graduación en la profesión al Dr. Carlos Vicente Ibañez Chiner, socio fundador, ex presidente y socio honorario del Distriyo IX.

 

Actualmente se desempeña como vicecónsul honorario de Paraguay en Mar del Plata y es decano del cuerpo consular acreditado en la ciudad. El 16 de noviembre del año pasado el Concejo Deliberante lo reconoció como “vecino destacado”.



Siguiente Noticia Aumentan casi un 10% las llamadas al 0800 por violencia familiar

Noticia Anterior Últimos días para votar por las "Siete Ciudades Maravillosas del Mundo"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario