Por medio de un proyecto elevado por la Agrupación Atlántica, el concejal Carlos Arroyo plantea la importancia de los viveros.

 

Como explica detalladamente en el proyecto, el concejal cree que “las plantas son purificadoras de la atmósfera pues retienen partículas de polvo en sus hojas, atenúan y filtran los vientos, atemperan los ruidos molestos reduciendo la contaminación sonora y morigeran las temperaturas máximas y mínimas extremas, en síntesis mejoran la calidad de vida de los ciudadanos”.

 

“Departamento Ejecutivo tendiente a incentivar y mejorar dicha actividad”, dijo Arroyo ya que considera que “teniendo en cuenta los beneficios que otorgan éstos a la ciudad, siendo su actividad muy sacrificada, a fin de mejorar e incentivar la actividad”.

 

Por esto, el proyecto solicita al ejecutivo: “Exímase del pago de todo tipo de tasa municipal por el plazo de tres años a aquellos viveros de producción y venta de árboles y plantas del Partido de General Pueyrredon, cuyo terreno donde funciona cuente con una superficie mínima de cinco mil (5.000) metros cuadrados (media manzana).”

 

Por último, el proyecto establece la posibilidad del área conveniente, de realizar controles a los viveros para poder tomar constancia de la funcionalidad adecuada de los mismos.



Siguiente Noticia Disminuyó un 45 por ciento los siniestros de tránsito en Mar del Plata

Noticia Anterior Concejales se interiorizaron sobre funcionamiento del CEMA

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario