La jueza de garantías Rosa Frende negó la excarcelación de Julián Ramón, único detenido por el crimen del niño Gastón Bustamante, cometido hace tres meses en la localidad bonaerense de Miramar, informaron fuentes judiciales.

 

“La jueza no hizo lugar al pedido porque consideró que los estudios de ADN que determinaron que los pelos hallados en el cuerpo del chico no pertenecen a Ramón no es prueba suficiente para excarcelarlo”, dijo a Télam el defensor del imputado, Alejandro Borawski.

 

El letrado adelantó que apelará la decisión de la magistrada ante la Cámara de Apelaciones y Garantías de Mar del Plata el lunes próximo, debido a que tiene un plazo de 48 horas para hacerlo.

 

Borawski había pedido la excarcelación ayer luego de que un estudio confirmó que tres de los pelos hallados en el cadáver del niño de 11 años pertenecen a familiares suyos, mientras que el restante no coincidió con ninguno de los patrones genéticos cotejados.

 

Sin embargo, la jueza coincidió con el fiscal Roberto Moure, quien no concuerda con los argumentos de la defensa y mantiene su posición de que continúe detenido.

 

La principal prueba que Moure tiene contra Ramón para imputarle el homicidio de Gastón es que, según los peritajes realizados, el joven tocó casi en forma simultánea al crimen el televisor de la casa, presuntamente para simular un intento de robo.

 

Por su parte, la hermana del niño, Rocío Bustamante, defendió días atrás a su novio al ampliar su declaración ante el fiscal, a quien le dijo que en un momento de la cena, su padre se levantó de la mesa y la llevó a la habitación para comentarle que al día siguiente debía depositar dinero en un plazo fijo.

 

A diferencia de su anterior declaración, cuando afirmó que no se movieron nunca del comedor, la testigo dijo que su novio “podría haber tocado el televisor en ese momento” y por eso se encontraron sus huellas digitales en el aparato.

 

La joven también afirmó que su padre, Carlos Bustamante, le reconoció que había declarado contra Julián porque le tenía bronca, ya que había sembrado sospechas sobre su esposa y madre de la víctima.

 

“El fiscal tilda esta declaración de parcial e interesada, ya que la chica era o es la novia del imputado. Además, llamó la atención que se presentó con un abogado que no es el de la familia”, dijo a Télam una fuente con acceso al expediente.



Siguiente Noticia Justicia colombiana vuelve a negar solicitud de asilo de Gustavo Demarchi

Noticia Anterior Expo Syngenta Camet: Girasol, soja y maíz para todos los gustos

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario