La Unidad Integrada de Estación Experimental Agropecuaria INTA Balcarce y la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de Mar del Plata fue el espacio donde se realizó una media jornada a campo como cierre de la 18º Conferencia Internacional de Girasol.

 

Unos 300 visitantes extranjeros recorrieron parcelas con híbridos de los países miembros de la Asociación Internacionaldel Girasol (ISA), incluidos 3 híbridos argentinos y 3 cultivares de girasoles ornamentales y silvestres desarrollados por INTA.

 

El objetivo fue que los asistentes vean parcelas con los principales híbridos de girasol existentes en el mundo, reuniendo más de 50 híbridos diferentes sembrados en dos fechas distintas. Además de ver in situ y en forma dinámica algunas de las principales prácticas de manejo del cultivo que se realizan en Argentina.

 

En la confección de las parcelas demostrativas a campo fue clave la colaboración de empresas de 9 países, que aportaron las semillas para tener una paleta representativa del girasol en el mundo.

 

Un fuerte componente de la jornada fueron las demostraciones de técnicas de manejo de cultivos a campo en Siembra Directa, de inter-cultivo girasol-soja, de control de malezas y de almacenamiento de grano, dado que el silo bolsa es una tecnología muy difundida en el país.

 

Se observaron, por ejemplo, mediciones en tiempo real del contenido de nutrientes, de las respuestas genómicas funcionales a diferentes situaciones de estrés, y de la funcionalidad de las raíces mediante cámaras, a lo largo del tiempo y frente a determinadas variables. Otra demostración fue la de evaluación del estado hídrico del cultivo desde un avión no tripulado.

 

Con el ensayo de intersiembra soja-girasol se comprobó que la productividad es superior hasta un 20% o igual que en un cultivo puro. En tanto que el ensayo de manejo de las condiciones ambientales para comprobar el efecto conjunto de la radiación y la temperatura en el contenido de aceite durante el período de llenado de granos, permitió establecer que cuando la temperatura supera los 22º C decrece la concentración de aceite.

 

Con relación al manejo de malezas, los híbridos Clearfield y Clearfield Plus con tratamiento postemergencia evidenciaron mejores resultados. También se vieron diversos tratamientos de estrés hídrico para evaluar la variación de la composición acídica y la concentración de aceite, de manera de poder mejorar los modelos de simulación y permitir una predicción más precisa, ya que no se cuentan con datos de este tipo.

 

Conocer el suelo a fondo es fundamental para establecer las estrategias de manejo. Por eso, la recorrida incluyó una calicata donde se apreció la estructura de un suelo con buen drenaje, sin limitantes de profundidad y buen contenido de materia orgánica, perfil ideal para un buen cultivo.

 

A propósito, se planteó la conveniencia de la Siembra Directadel girasol en los suelos con pendiente como estrategia para prevenir la erosión.

 

A partir del diseño de metodologías y herramientas sencillas e innovadoras, el equipo de INTA Balcarce desarrolló técnicas en todas las áreas, por ejemplo para medir la tolerancia al vuelco de tallos y raíces, analizando la fuerza que resiste la planta hasta el momento del vuelco.



Siguiente Noticia Finalizan los “Carnavales Marplatenses 2012”

Noticia Anterior Presidente del IPS analiza extender beneficios a los ex combatientes

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario