Permite a los usuarios mantener el número de celular aunque cambien de compañía.

 

Comenzará a implementarse el próximo lunes en 55 localidades en el marco de una prueba piloto, en la cual no está incluida Mar del Plata.

 

La portabilidad es una herramienta para que los consumidores puedan hacer uso de su derecho a elegir el operador de sus comunicaciones móviles al pasar a ser el titular del número de telefonía móvil.

 

 

La portabilidad numérica, un derecho de los consumidores y una herramienta que favorece la competencia entre empresas, comenzará a implementarse el próximo lunes en 55 localidades en el marco de una prueba piloto y a partir del 15 de marzo, en todo el país.

 

Veinte de las localidades elegidas corresponden al interior de la provincia de Buenos Aires, como Lobos, Pigüé, Alejandro Korn, Arrecifes, Bolívar, Carlos Casares, Capitán Sarmiento, Carmen de Areco, Castelli, Colón, General Conesa, José C. Paz y Las Armas.

 

En Córdoba se llevarán a cabo en 10 localidades -Villa María, Tránsito, Cruz del Eje, Arroyito, Ballesteros, Bell Ville, Corral de Bustos, Laboulaye, Marcos Juarez y Salsacate- y cinco en Santa Fe -Villa Constitución, Rafaela, Llambi Cambell, Esperanza y Casilda-.

 

Seis en Entre Ríos -Federal, Rosario del Tala, Alcaraz, Bovril, Gualeguaychú y Victoria-, dos en Santiago del Estero -Rapelli y Nueva Esperanza, y dos en Corrientes -Santa Tomé e Ituzaingo- y otras dos en Formosa -General Mosconi e Ingeniero Guillermo Juarez-.

 

También Viedma en Río Negro, Santa Rosa, en La Pampa; Buena Esperanza, en San Luis; Humahuaca, en Jujuy; Orán, en Salta; Recreo, en Catamarca; y Tafí del Valle, en Tucumán.

 

Las cuatro empresas del mercado argentino que prestan servicios de comunicación móvil adelantaron a Télam que absorberán el costo que tendría para el usuario el cambio de operador, de alrededor de 5 pesos (4,7 pesos más IVA).

 

Esta actitud no es nueva en el mercado de telecomunicaciones ya que en la mayoría de los países al iniciar el proceso de portabilidad las operadoras prefirieron asumir los costos para fidelizar y atraer nuevos clientes.

 

Los consumidores podrán cambiar de operador cuantas veces quieran, sin perder el número, pero sí se exige un mínimo de 60 días de permanencia.

 

En rigor las empresas, que debieron hacer la inversión en inteligencia de red para que la portabilidad sea viable técnicamente, no esperan una movilidad que altere el equilibrio actual entre las carteras de las compañías.

 

La portabilidad numérica había sido reglamentada el 17 de agosto de 2010 y, según el texto de la norma, debía entrar en vigencia a fines del año pasado.

 

Sin embargo, la puesta a punto le llevó a la empresa internacional Telcordia —administradora del sistema— un tiempo adicional, que le permitió a las prestadoras difundir las ventajas para los titulares de las líneas.

 

El consumo de servicios públicos marcó en enero un avance interanual de 8,6%, impulsado nuevamente por la telefonía, los peajes y transportes de pasajeros, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

 

La mudanza, paso por paso

 

El trámite para cambiar de operador de telefonía móvil, que podrá empezar a realizarse a partir del 15 de marzo, no puede demorar más de 10 días y sólo puede dejar sin servicio al cliente por un máximo de tres horas.

 

-Así lo establecen las normas de la Secretaría de Comunicaciones que aprobaron las cuestiones técnicas y operativas de la implementación de la portabilidad numérica.
-Los clientes que quieran cambiar de operador deben iniciar el trámite ante el operador de destino, es decir al que quieren como prestador de sus comunicaciones móviles.
-El trámite debe iniciarlo el titular del servicio si es una línea con pospago o con factura.
-Si es una línea con tarjeta o prepago el titular debe llevar su DNI para iniciar el trámite y si es una línea a nombre de una empresa, el responsable de tramitar la portación es el apoderado legal de la firma.
-Además, el consumidor con factura debe adjuntar copia de la última factura recibida, de una antigüedad no mayor a los 30 días.
-El proceso, según la normativa y, tal como asegura la Comisión Nacional de Comunicaciones, en su página web, “no podrá demandar más de diez días hábiles” y durante el mismo “la interrupción en el servicio causada por el proceso de portabilidad no puede superar las 3 horas”.

 

Historia

 

La portabilidad numérica tiene larga data en el mundo. En Estados Unidos funciona desde 1996 y, en Hong Kong, desde 1997. En la región, los primeros en adoptarla fueron México, en 2008, y Brasil, en 2009. Recientemente se implementó en Chile, donde luego de una semana optaron por la misma alrededor de 15.000 personas de un total de 20 millones de usuarios.



Siguiente Noticia Cambio de mando en la Base Naval de Mar del Plata

Noticia Anterior Intensa actividad organizada por el Centro de Bioquímicos

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario