Buenos Aires, Mendoza, Córdoba, Santa Fe, Jujuy y Chaco no iniciarán el ciclo lectivo el martes en repudio a la falta de acuerdo en la paritaria docente.

 

Se trata de una medida de fuerza propuesta por los gremios, que incluye paros de 24, 48 y hasta 72 horas, antes la negativa de otorgarles los aumentos salariales propuestos.

 

Desde Suteba hay preocupación por la falta de definiciones que rodea a las paritarias salariales del sector.

 

El paro anunciado el viernes sigue firme y los gremios docentes advirtieron que no iniciarán las clases el martes. De este modo, son seis las provincias afectadas que realizarán cese de actividades de 24, 48 y hasta 72 horas.

 

Buenos Aires, Mendoza, Córdoba, Santa Fe, Jujuy y Chaco son las provincias que no podrán iniciar el ciclo lectivo como medida de fuerza ante la negativa de que les sean otorgados los aumentos salariales pedidos por cada agrupación.

 

El caso más complicado es el de la provincia de Buenos Aires ya que la Federación de Educadores Bonaerenses anunció un paro por 72 horas desde el martes, mientras que Suteba lo realizará por 48 horas.

 

Asimismo, ambos gremios anunciaron que la protesta continuará la semana que viene si es que no reciben una oferta superadora de la Provincia y adelantaron que el jueves se realizará una jornada conjunta de protestas.

 

Los docentes bonaerenses reclaman un piso salarial de 3.100 pesos (hoy es de 2.400), el blanqueo de las sumas en negro y la eliminación de los topes de las asignaciones familiares. La Provincia ofreció elevar el sueldo a 2800 pesos en marzo y 2900 pesos en julio.

 

Al respecto, el secretario general del Sindicato Unico de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA), Roberto Baradel, se mostró preocupado por la falta de definiciones que rodea a las paritarias salariales del sector.

 

“Es una situación inédita. Hace algunos años que veníamos resolviendo las cosas a nivel Nación y, paralelamente, mucho antes, la provincial. Ahora, no se dio”, manifestó, en declaraciones radiales.

 

El reclamo gremial pasa por un básico de 3.000 pesos mensuales –más algunos complementos–, pero la contraoferta apenas llegó a 2.800 pesos en marzo y 2.900 pesos desde julio.

 

“Resulta contradictorio que el gobierno plantee que no puede avanzar más en el marco de la crisis, cuando hace dos semanas se dio una mejora del 100% para diputados y senadores”, remarcó Baradel.

 

“La propuesta que nos hicieron achata la escala salarial. Son sumas fijas que van a recibir los docentes que se inician, pero no el que cuenta con antigüedad o el director de un establecimiento”, añadió.



Siguiente Noticia Secretario de Agricultura dijo que se debe pensar "cómo defender las nuevas tecnologías"

Noticia Anterior En la lucha por abajo, Quilmes cayó en La Banda

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario