El Tribunal integrado por los jueces Facundo Gómez Urso, Aldo Carnevale y Nestor Conti, condenaron a 50 años de prisión al padre de cuatro hijas, por haber sido hallado culpable de haberlas violado, abusado y prostituído, en forma reiterada y simultánea, durante los años en que convivían bajo un mismo techo y a su cuidado.

Las víctimas prestaron testimonio ante el tribunal, las mayores personalmente y las menores por medio de los video de la entrevista con la psicóloga en la cámara gesell, junto a otros 15 testigos que incriminaron directamente al acusado.

 

Por lo expuesto en el desarrollo del juicio Oral, la Fiscal Andrea Gómez pidió una pena de 50 años de prisión, que se compone de solicitar 12 años y medio por cada uno de los hechos por los que se lo acusa, en tanto que desde la defensa, pidieron la absolución del acusado, alegando que los hechos no estaban debidamente probados ya que no había ningún testigo que avalara los dichos de cada una de las victimas, es decir, nunca nadie vio lo que las hijas denunciaron.

Las imputaciones fueron por violar, abusar y prostituír en forma reiterada y simultánea, a cuatro de las hijas del acusado desde los 9 a los 17 años, en uno de los casos, desde los 15 a los 17 a otra de ellas, desde los 8 a los 12 a una de las menores y a la otra aún menor, a los 11 años. Si bien también está la declaración de otra hija, acusando a su progenitor de abusos, no se agrega a la imputación de los hechos a sus hermanas, porque prescribió la acción.



Siguiente Noticia Instalarán botón antipánico en agencias de lotería

Noticia Anterior El municipio reconoce fallas momentáneas en la entrega de licencias de conducir

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario