Hace cuatro años que los pobladores de barrios fumigados reclaman que se aplique una prohibición a la aplicación de agrotóxicos a menos de mil metros de zonas habitadas.

 

Recién en setiembre de 2011 se reglamentó una normativa municipal pero a la fecha su aplicación ha sido por demás ineficiente.

 

El viernes pasado los vecinos se reunieron con el intendente Gustavo Pulti y anhelan que de aquí en más se regularice la situación.

 

Hace seis meses que se reglamentó la Ordenanza 18740 que prohibe la aplicación de agrotóxicos a menos de 1000 metros de zonas habitadas en el partido de General Pueyrredón, sin embargo su aplicación deja bastante que desear y los vecinos de los barrios afectados por las fumigaciones insisten para que el municipio tome cartas en el asunto.

 

Hace dos semanas, encabezados por la Asamblea Paren de Fumigarnos, en ocasión de la inauguración del centro de salud de 24 horas en Florentino Ameghino, llevaron a cabo una protesta y allí surgió un compromiso del Intendente para recibirlos, algo que se concretó el viernes pasado.

 

En declaraciones a Radio La Red (FM 91.3), Gustavo Pizzani, expresó que “en esa reunión también estuvo presente el secretario de Salud, Alejandro Ferro, y funcionarios de Gestión Ambiental y habían quedado en concurrir en estos días a una siembra clandestina que funciona en el barrio Santa Isabel, así como también empezaba el compromiso en ciertos barrios linderos a cumplir los mil metros de la ordenanza”.

El integrante de la Asamblea confesó que durante todos estos meses desde que entró en vigencia la ordenanza “no se estuvo aplicando como corresponde y los controles por parte del estado prácticamente no existen”.

 

Entre los barrios más afectados por el accionar inescrupuloso de los productores y las fumigaciones son, además de Santa Isabel, Gloria de la Peregrina, 2 de Abril, Hipódromo, entre otros.

 

Cabe destacar que las consecuencias en las salud de los pobladores son variadas y van desde problemas respiratorios, problemas hepáticos, en la piel, irritaciones y hasta tumores en riñones. “Las consecuencias son bastante graves”, confesó el ambientalista.

 

En alusión a si observan decisión política para aplicar la ordenanza, Pizzani respondió que “espero que después de la reunión de la semana pasada cumplan con su palabra y haya una cierta afinidad para empezar a creer que están haciendo algo por el bien de la población”.

 

“Lamentablemente es un tema que se ha dilatado demasiado en el tiempo, porque desde el 2008 que estamos reclamando una solución “, concluyó.

 

Cabe recordar que, las vías para efectuar denuncias por presunta infracción a la ordenanza son:

 

– Dirección de Gestión Ambiental: Te. 465-2530 interno 7714 / 7715 – Rosales 10.890 en horario administrativo
– Defensa Civil (las 24 horas): 103 ó 465-2530 interno 7720
– Delegación de Prevención Ecológica y Sustancias Peligrosas (las 24 horas): 911 / 100 ó un teléfono directo: 493-5639

 

Debe explicitarse con claridad el sitio exacto en el cual se está cometiendo el delito o la infracción, para facilitar el arribo a quienes concurran a certificar el hecho.



Siguiente Noticia El lunes se presenta el Panamericano de ciclismo

Noticia Anterior Se define el circuito Junior de surf en Honu Beach

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario