Luego de comprobar la caótica situación generada en la zona céntrica de la ciudad por la gran afluencia de ómnibus de excursión privados que transportan contingentes y generalmente ingresan y estacionan en la cercanía de los hoteles, el presidente de la comisión de Transporte y Tránsito del Concejo Deliberante, Nicolas Maiorano, declaró que “lo vivido el pasado fin de semana largo no fue un hecho aislado y extraordinario, sino que sucedió durante toda la temporada y solo evidencia la actitud de una gestión que considera que tránsito en vez de ser un área encargada de la prevención, el ordenamiento y la seguridad, es un órgano de recaudación”.

 

La presencia de este tipo de vehículos, u otros similares, está prohibida en forma expresa por el Reglamento de Tránsito que establece: “En el sector comprendido por las calles Sarmiento, Falucho, Hipólito Yrigoyen, 9 de Julio y Avenida Patricio Peralta Ramos, incluidas las mismas, las calles Jesús de Galíndez y Adolfo Dávila, y la calle 12 de Octubre desde Avenida Martínez de Hoz hasta Avenida Edison, no podrán circular vehículos destinados al transporte de animales en pie, camiones con acoplados, remolques, semirremolques, tractores, ómnibus no afectados al servicio público, camiones empleados como vivienda ocasional, casas rodantes de tracción propia o remolcadas y todo vehículo de carga con capacidad mayor de seis (6) toneladas, con excepción del transporte de hormigón elaborado durante el horario de trabajo de las obras en construcción. El Departamento Ejecutivo podrá otorgar excepciones temporales en casos debidamente justificados”.

 

En tal sentido, su par del bloque de la UCR, Maximiliano Abad consignó que “las ordenanzas están hechas para cumplirse, aunque a la actual gestión muchas veces le cuesta entenderlo, generando el caos que se pudo ver durante todo el verano y el pasado fin de semana, donde a causa de estos vehículos de gran porte que sin ningún respeto por las normas locales estacionan en el centro, generando atascos, ocupando una porción importante del espacio de estacionamiento y sobre todo poniendo en riesgo a peatones y automovilistas, todo ante la total pasividad del Municipio”.

 

“Por lo tanto, pedimos y exigimos al intendente que cumpla las Ordenanzas, y si algún funcionario de su gabinete no lo hace que asuma su responsabilidad”, concluyó.



Siguiente Noticia Ufasta firmó acuerdo institucional con Aldea Global

Noticia Anterior Última semana de Yepeto

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario