Es el resultado de la implementación del sistema de modernización de la administración tributaria que implementaron el municipio y ARBA tras la firma de un convenio en octubre de 2011.

 

Permite a la comuna digitalizar su catastro en un 100% e intercambiar información on line con esta agencia.

El intendente Gustavo Pulti, el secretario y el subsecretario de Hacienda, Santiago Fernández y Gabriel Ballarino, y el titular de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA), Martín Di Bella, mantuvieron una reunión en la cual compartieron los avances a partir de la modernización del sistema de la administración tributaria.

Se trata del convenio que firmaron el municipio y la agencia en octubre pasado mediante el cual comenzaron a compartir la plataforma GIS (Sistema de Información Georreferenciada) de ARBA lo que permite a la comuna digitalizar su catastro en un 100% e intercambiar información on line con esta agencia.

En estos primeros meses de implementación de ese sistema se han detectado 60 mil metros cuadrados de construcciones clandestinas.

“Se trata de un problema muy importante en cualquier gestión tributaria. Mar del Plata ha sido el primer municipio en firmar este acuerdo con ARBA y lo hemos puesto en marcha”, dijo el jefe comunal.

Tras destacar el trabajo conjunto con Martín Di Bella y el gobierno de la provincia de Buenos Aires, señaló que “una gestión responsable tiene que invertir en obras públicas, en bienes, en servicios que son para la comunidad pero también tiene que tener una política recaudatoria justa y equilibrada y tiene que aplicar los procedimientos de recaudación que permiten las tecnologías actuales”.

“Si no hay una gestión recaudatoria responsable no se puede llevar adelante una gestión para la equidad en General Pueyrredon”, apuntó.

 

Por su parte, Gabriel Ballarino sostuvo que “la fiscalización catastral permite también dar participación a la secretaría de Planeamiento Urbano para que controle dichas obras y nuestra Agencia cobre las tasas que le corresponden al Municipio porque esto actualiza directamente la valuación fiscal de las tasas de servicios urbanos y los derechos de construcción que estaban hasta allí impagos”, expresó.

 

Respecto a cómo funciona el nuevo sistema, aclaró que “se trata de una fiscalización informática con inspectores detrás de una pantalla cruzando la información constatada que tenemos en la base del municipio, el Google Map actualizado y la cartografía que nos va actualizando periódicamente ARBA. Luego se notifica la inconsistencia al vecino, el cual lo acepta o impugna y más tarde hay una resolución administrativa con un dictamen que dará un corte administrativo a la cuestión planteada”, precisó.

 

“El procedimiento termina con una intimación a que el propietario presente la declaración jurada fiscal y presente los documentos que correspondan para finalizar el trámite de obras”, precisó.



Siguiente Noticia Reserva Puerto: "no hemos sido convocados a ninguna mediación"

Noticia Anterior Sólo el 5 % de los conductores dio positivo el test de alcoholemia

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario