El ministerio de Salud bonaerense informó que a partir de este viernes y hasta el martes de carnaval intensificará los controles de alcoholemia a conductores en los distritos de la Costa Atlántica. Además, adelantó que no sólo se realizarán por la noche sino también durante el día.

 

Ocurre que a los veraneantes de febrero se sumarán aquellos que, sin estar de vacaciones, se harán un “escapada” para aprovechar los cuatro días no laborables.

 

Por eso, los inspectores del gobierno provincial, junto con policía vial y los municipios se ocuparán de medir los niveles de alcohol en sangre con alcoholímetros en puntos estratégicos de las principales ciudades balnearias.

 

“Hasta ahora, en lo que va del verano, realizamos más de 7.400 controles a conductores y, de ese total, 481 debieron dejar de conducir por presentar altas concentraciones de alcohol en sangre, lo que es realmente muy peligroso para ellos mismos y para los demás”, dijo el ministro de Salud provincial, Alejandro Collia.

 

Agregó que en los primeros 17 días de febrero, se retiró la licencia por alcoholemia positiva a unas diez personas por día. Esto ocurre cuando se les detecta 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre o más. El límite para motociclistas, en tanto, es de 0,2 gramos por litro, mientras que a los choferes de micros de media y larga distancia se les exige alcoholemia cero.

 

La profundización de estos controles se debe al conocimiento de que el alcohol está presente en cerca del 50 por ciento de los incidentes viales que provocan muertes y discapacidad. Como el alcohol es un depresor del sistema nervioso central, a partir de los 0,5 gramos por litro de sangre, se reduce la capacidad de visión periférica a lo que se suman las dificultades para enfocar.

 

Los especialistas explican que una persona que no tomó alcohol puede percibir rápidamente la aparición de objetos, personas u otros vehículos en un ángulo amplio de percepción visual. Cuando se toma demás, en cambio, esta capacidad se ve notablemente reducida, al tiempo que se ve afectada la motricidad, los reflejos y la capacidad de reacción rápida.

 

Por otra parte, la Subsecretaría de Adicciones del ministerio de Salud provincial continúa con las inspecciones en comercios y boliches de la Costa para corroborar el cumplimiento de las leyes de nocturnidad y de venta de bebidas alcohólicas.

 

En total, este verano se inspeccionó 1184 comercios de los cuales 125 fueron clausurados e infraccionados y de donde se secuestraron 9.263 botellas.



Siguiente Noticia Tras la suspensión, Luis Lazarte confesó que le "cortaron las piernas"

Noticia Anterior Lesa humanidad: realizarán inspección ocular en juicio oral en Mar del Plata

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario