A medida que comienza a llegar el frío se asoma la amenaza de las intoxicaciones con monóxido de carbono por el aumento en el uso de los artefactos a gas.

 

Estos accidentes se producen por el desconocimiento de las medidas de seguridad y por la falta de mantenimiento de la instalación interna y de los artefactos como la cocina, los calentadores de agua y los calefactores.

 

Laura Iannazzo, coordinadora de Responsabilidad Social de camuzzi, declaró que “el gas natural es un fluido confiable y seguro, que si se lo utiliza de manera correcta no nos expone a ningún riesgo”.

 

“Por eso es importante aprovechar los meses de verano, donde utilizamos menos los artefactos a gas, para hacer revisar por un gasista matriculado la instalación interna y el estado de los artefactos, verificando su funcionamiento, el estado de los conductos de evacuación y la ventilación de los ambientes donde funcionan. De esta manera, podemos llegar al invierno estando seguros del buen estado de nuestra vivienda”, precisó.

 

Algunos números

 

Según estadísticas de Camuzzi Gas Pampeana durante el 2011, los calefactores y los calentadores de agua son los artefactos que más cantidad de accidentes con monóxido de carbono ocasionaron.

 

Es importante señalar que en la mayoría de los casos los accidentes se produjeron por la falta de ventilación, la insuficiente capacidad de evacuación de gases o por la obstrucción de los conductos de evacuación en los ambientes donde funcionan estos artefactos.

 

Otro causal de accidentes que llama la atención se refiere a instalaciones internas contrarias al diseño formativo, por ende sin las correctas medidas de seguridad.

 

Desde Camuzzi Gas Pampeana recomiendan tener en consideración lo siguiente:

 

-Verificar el funcionamiento de los artefactos a gas.
-Verificar el estado de los conductos de evacuación de gases y ventilaciones.
-Mantener una ventilación permanente de los ambientes donde funcionan los artefactos a gas.
-No obstruir o tapar las rejillas de ventilación.
-Cualquier modificación debe ser notificada a la distribuidora para verificar y asegurar la calidad y seguridad técnica de la misma.

 

El monóxido de carbono

 

El monóxido de carbono es producido por la combustión incompleta de elementos combustibles como la madera, el carbón a leña, el carbón mineral, el gasoil, el kerosene, la gasolina, el butano, el propano y el gas natural.

 

Es un gas inodoro, incoloro, insípido y no irritante. Es altamente tóxico, pero no tiene propiedades indicadoras que permitan su reconocimiento. Se genera por el mal funcionamiento de los artefactos a gas, la escasa ventilación y la falta de mantenimiento o deterioro de las instalaciones internas. Si es inhalado en grandes cantidades puede provocar daños cerebrales irreversibles, e incluso la muerte.

 

Las causas de las afectaciones son diversas, pero principalmente surgen del desconocimiento del riesgo y de las medidas preventivas básicas que se deben tener en consideración. La falta de mantenimiento en todo tipo de vivienda, la escasa ventilación de los ambientes cerrados y la imprevisión lleva a que las intoxicaciones con monóxido de carbono se multipliquen.

 

Ante cualquier emergencia comuníquese con Camuzzi Gas Pampeana al teléfono de EMERGENCIAS: 0810-666-0810



Siguiente Noticia "Rotos de Amor" vuelven a la Nachman

Noticia Anterior Secuestran armas y drogas en allanamientos a viviendas

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario