A casi un mes se haberse habilitado la nueva parada de taxis ubicada sobre la vereda par de 25 de Mayo y acceder a la pequeña rotonda que se presenta ingresando a la estación por la continuación de esa calle, surgió este miércoles un cortocircuito con el concesionario de la Terminal de Ómnibus, Nétor Otero, que intentó restringir la cantidad de vehículos que ingresaban al predio.

 

En principio, se habilitó el ingreso de cuatro taxis a esa dársena que es una especie de continuidad de la calle 25 de Mayo, pero que se encuentra dentro del predio concesionado.

 

Sin embargo, los taxistas se organizaron para que una mayor cantidad de unidades ingresen a la dársena. Pero este miércoles, los “techos amarillos” se encontraron con una novedad que condicionó su actividad.

 

Por orden del concesionario de la Terminal sólo podían ingresar tres taxis y el resto debía permanecer fuera del predio, argumentando que había un exceso de ocupación del lugar.

 

Conocida la noticia, se apersonó la cúpula del Supetax y luego de algunos momentos de tensión se llegó a un principio de entendimiento.

 

Donato Cirone, titular del Sindicato defendió la decisión de incrementar la cantidad de taxis en la calle interna al señalar que eran constantes los pedidos de los turistas que debían esperar y caminar largas distancias para tomar un vehículo.



Siguiente Noticia “La Provincia debe garantizar el correcto funcionamiento de la salud pública”

Noticia Anterior Minería: "no existe posibilidad de diálogo cuando se amenaza a los manifestantes"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario