Mientras los empresarios de bares afirman que la merma en la actividad osciló el 30 por ciento y las autoridades municipales destacaron el buen resultado de las medidas de nocturnidad que se implementaron el año pasado, los vecinos de Playa Grande reconocen que este verano el movimiento en el corredor nocturno de Alem estuvo más controlado.

 

No obstante, Carlos Carricart, integrante de la Asociación Vecinal de Fomento de Playa Grande, consideró que las medidas implementadas por el municipio “son un paliativo y no una solución definitiva a la problemática, pero entendemos que mediante los controles y la aplicación de la normativa como lo veníamos solicitando hace mucho tiempo se alcanzó una solución a corto plazo”.

 

“Esto no implica que haya sido menor la concurrencia de gente o que los lugares no hayan funcionado, pero la desconcentración de los concurrentes resultó mucho más tranquila y rápida, eso lo hemos notado como un dato positivo”, agregó.

 

En declaraciones a Radio La Red FM 91.3, el vecinalista remarcó que el aspecto más significativo que se aprecia en esta temporada es que han desaparecido los desbordes y el descontrol que se registraba en la zona, particularmente a la salida de los bares.

 

Carricart valoró que las autoridades municipales hayan comprendido que lo expuesto durante mucho tiempo era cierto y ahora esperan que se avance con la ordenanza que dispone el traslado de la actividad nocturna a la escollera norte.

 

En tal sentido, los empresarios de bares se han mostrado renuentes a trasladarse hasta esa zona de la costa, ante lo cual, Carricart resaltó que “ellos firmaron una carta de intención con el municipio y la provincia y deben comprender que es un bien para todos”.

 

Por: Gonzalo Patrone
PUNTONOTICIAS
Radio La Red FM 91.3



Siguiente Noticia Ultiman detalles de la "Fiesta del Carnaval del Puerto"

Noticia Anterior Guillermo Martínez llega con “Yo también tuve una novia bisexual”

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario