El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Mar del Plata juzgará desde este jueves, en Tandil, a tres militares y dos civiles. Están acusados de privación ilegítima de la libertad agravada, tormentos y el homicidio del abogado laboralista Carlos Alberto Moreno. El lugar elegido es el Aula Magna de la Universidad Nacional del Centro, donde ya está todo listo para el juicio.

 

En la causa están imputados Julio Alberto Tomassi, Roque Ítalo Pappalardo, José Luis Ojeda, Emilio Felipe Méndez, y Julio Manuel Méndez. El tribunal está integrado por los jueces Néstor Rubén Parra, Roberto Atilio Falcone y Mario Alberto Portela.

 

Los militares Tommasi, Pappalardo y Ojeda, imputados como coautores, se encuentran privados de su libertad: los dos primeros en arresto domiciliario y el tercero en una unidad penal. En cambio, los civiles llegan a juicio como partícipes secundarios y estuvieron libres durante la instrucción.

 

Según consta en la causa, Moreno representaba a trabajadores de la empresa Loma Negra. Fue secuestrado en la localidad de Olavarría en abril de 1977, en la puerta de su casa, y trasladado al centro clandestino de detención La chacra de los Méndez, perteneciente entonces a los civiles juzgados. Allí fue asesinado a balazos.

 

El juicio demandará varios jueves y viernes del corriente mes hasta el 15 de marzo, con el comparendo de más de 70 testigos, recobra particularidades únicas para este tipo de procesos, habida cuenta que será el primero de estos crímenes de lesa humanidad de la región que llega a juicio, como así también que se juzgará la responsabilidad de militares pero así también de dos civiles, acusados de ser partícipes secundarios.

Actuará el Tribunal Oral Federal de Mar del Plata integrado por los doctores Néstor Rubén Parra, Roberto Atilio Falcone y Mario Alberto Portela.

 

Además de la Fiscalía, a cargo del fiscal general federal de Mar del Plata, Daniel Adler, también estará el doctor César Sivo en representación de la familia Moreno como particular damnificado, y el doctor Manuel Marañon por la Apdh de Azul. También habrá representación legal por Secretaría de Derechos Humanos de la provincia.

“El de mi padre es el primer juicio en Tandil. La expectativa que tenemos es que se empieza a averiguar a los cómplices civiles, no sólo a los autores materiales. Los dos imputados civiles facilitaron su quinta de fin de semana para que funcione como centro clandestino de detención” expresó Matías Moreno, hijo de Carlos Alberto.



Siguiente Noticia Anuncian plan de inversión portuaria por más de 1.300 millones de dólares

Noticia Anterior Balearon a vigilador que resistió robo de su auto

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario