Los comercios minoristas registraron en enero un incremento de 5,7 por ciento en las cantidades vendidas frente a igual mes del año pasado, de acuerdo con la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

 

“Enero encontró un público más cauteloso, que dirigió su gasto principalmente a rubros turísticos, pero eso no le restó importancia a la actividad comercial, que finalizó el mes con sus ventas dentro de los niveles esperados”, indicó el informe.

 

Las ventas de enero se distribuyeron a lo largo de todo el país, impulsadas por el movimiento turístico intenso que recibieron la mayoría de las provincias.

 

Los rubros más dinámicos fueron jugueterías (8,7%), neumáticos (6,8%), electrodomésticos (8,8%), alimentos y bebidas (4,8%) y sectores típicos del consumo de verano como bijouterie (6,1%) e indumentaria (6,1).

 

Según CAME, “el crédito fue el medio de pago preferido y sigue marcando el pulso de la demanda”.

 

“Las expectativas de estabilidad de ingresos y empleo que tiene la población empujan la demanda, y en la medida que prevalezca ese clima de confianza, la actividad comercial continuará activa”, concluyó.



Siguiente Noticia Creciente interés por los conciertos de Marco Antonio Solis

Noticia Anterior Febrero confirma mayor movimiento durante fines de semana

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario