Los King son dueños de una parte de las últimas e invaluables parcelasvírgenes de playa tropical de las islas, que fueron parte de un legado de larealeza hawaiana y de misionarios.

Cuando Alexandra le deja caer la noticia de que su madre estaba en medio de unamorío al momento delaccidente, Matt debe de replantearse totalmente su vida, sin dejar de mencionarsu legado, durante una semana de decisiones significantes. Acompañado por sushijas, se embarca en una caótica búsqueda por el amante de su esposa. A lolargo delcamino, en lo que serán encuentros divertidos, problemáticos y trascendentales,se percata que finalmente está en camino en la reconstrucción de su vida y sufamilia.
  
La película Los descendientesse desarrolla en Hawái y sigue el imprevisible viaje que emprende una familianorteamericana en un momento crítico. Matt King (George Clooney), casado ypadre de dos niñas, se ve obligado a reconsiderar su pasado y a encauzar sufuturo cuando su mujer sufre un terrible accidente de barco en Waikiki. Mattintenta torpemente recomponer la relación con sus hijas –la precoz Scottie, de10 años (Amara Miller), y la rebelde Alexandra, de 17 (Shailene Woodley)–, almismo tiempo que se enfrenta a la difícil decisión de vender las tierras de lafamilia. Herencia de la unión entre la realeza hawaiana y los misioneros, losKing poseen algunas de las últimas zonas vírgenes de playa tropical de lasislas, de un valor incalculable.

Cuando Alexandrasuelta la bomba de que su madre tenía una aventura amorosa en el momento delaccidente, Matt tiene que empezar a mirar con ojos nuevos toda su vida, por nohablar de su herencia, durante una semana plena de cruciales decisiones. Consus hijas a cuestas, Matt se embarca en la azarosa búsqueda del amante de sumujer. A lo largo del camino, donde se van alternando encuentros divertidos,conflictivos y trascendentales, Matt comprende que por fin se halla en la buenadirección para reconstruir su vida y su familia.



Siguiente Noticia Clausuran hotel y secuestran motos en operativo en Punta Mogotes

Noticia Anterior La (esperada) dama de hierro

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario