Personal de la dirección de Inspección General acompañado por efectivos policiales de las seccionales cuarta y quinta, clausuraron un hotel ubicado en Luro y Misiones dado que no respetaba las condiciones de higiene y seguridad que establece la normativa vigente.

Se trata del mismo hotel donde la semana pasada un cliente fue baleado en el rostro por el encargado del hotel.

 

Allí había treinta pasajeros y se dio intervención a la secretaría de Desarrollo Social, a través del área de Niñez y juventud, para asegurar a las familias un lugar para pernoctar o bien gestionar los pasajes para que puedan volver a sus ciudades.

Similar fue el operativo realizado en Neuquén 1746 –donde se intervino tres veces el año pasado- que debió ser clausurado y desalojado porque carecía de habilitación.

Y también fue clausurado y desalojado el hotel de Mario Bravo 1473 que no pudo exhibir habilitación correspondiente.

Eduardo Bruzetta, titular de Inspección General, sostuvo que “los operativos se realizan en el marco de la política de la secretaría de Gobierno cuyo objetivo es que las actividades comerciales respeten las normas, mejorar las condiciones de convivencia en distintas zonas de la ciudad y preservar la salud de quienes se alojan y trabajan en estos establecimientos”.



Siguiente Noticia Bajo el lema “Sumergite en la Lectura”, bibliomóvil recorre la costa

Noticia Anterior Sorpresiva renuncia de Murúa como DT de Alvarado

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario