Se llevó a cabo una nueva procesión de San Salvador, presidida por primera vez por el flamante Obispo, Monseñor Antonio Marino, que partió con toda la peregrinación desde la Parroquia Sagrada Familia, y se desplazó por las principales calles del Puerto, para trasladar hacia la banquina chica la imagen del Santo.

 

Se trata del domingo más esperado por la comunidad portuaria y, sin dudas, el que convoca a la mayor cantidad de población local y turística. Los festejos de San Salvador, se han transformado en un icono marplatense, así como también una demostración pura de fidelidad con el santo que protege a los pescadores.

 

“Yo tengo un barco que navega por el mar, y en este barco Jesús es capitán”, dice la canción que año tras año acompaña la procesión náutica y que se transforma en una fiesta de fe absoluta.

 

Con la imagen de San Salvador en una carroza llena de flores, los fieles se embarcaron en el “Don Mario” para llevar a cabo la procesión náutica. La imagen del Santo, el Obispo, la nueva soberana, María Jimena Gómez, y sus princesas, Camila González y Antonella Moncada, y demás comitiva oficial arrojaron ofrendas florales al mar.

 

Ya en tierra firme, Monseñor bendijo los frutos de mar y dio su mensaje. “Bendigo el mar para que fluyan las diversas especies y así que los que trabajan en la pesca puedan llevar el pan a sus casas. Que los frutos de mar sean compartidos equitativamente y que la pesca de uno no sea perjudicada por la del otro. Que San Salvador proteja a nuestros hermanos pescadores que con su trabajo hacen al progreso de la sociedad. Esta fiesta convoca a la unidad fraterna y por eso es una satisfacción comprobar la fe de quienes la acompañan”, resaltó el Obispo Marino.

 

Además Monseñor añadió: “Los pescadores constituyen una gran familia”, y señaló que aunque la iglesia no aporte soluciones a los conflictos que puedan presentarse, si es importante en los principios para que transiten hacia el buen camino. Convocó a todos los sectores portuarios al diálogo para que “las manos de todos se unan para sacar la pesca adelante”.

 

Tras el mensaje, la Sociedad de Patrones Pescadores entregó una placa al Padre Miguel Cacciutto por su predisposición y compromiso con los festejos.

 

Una vez finalizado el acto, comenzaron los juegos acuáticos. La gente se divirtió con el palo enjabonado.

 

EL PADRE HERNAN DAVID OFICIO LA SOLEMNE MISA

 

Con la presencia de diversas autoridades de la Prefectura Naval Argentina, de la Sociedad de Patrones Pescadores, y la Comisión de Festejos de San Salvador, se llevó a cabo este domingo en la Parroquia Sagrada Familia, la Solemne Misa Cantada que fue oficiada por el padre Hernán David.

 

Además participaron las nuevas soberanas del Puerto, María Jimena Gómez, Camila González y Antonella Moncada.

 

Durante la misa, se pidió por los pescadores fallecidos en el mar, por la actividad portuaria, y los pescadores que actualmente salen a trabajar.

 



Siguiente Noticia Casineros reclama mejores condiciones laborales y afecta las tragamonedas

Noticia Anterior Seven playero: La Plata RC, dueño de los festejos en Varese

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario