El secretario de Gobierno Marcelo Artime, acompañado por el subsecretario de Control, Adrián Alveolite, mantuvo una reunión de trabajo con el secretario General del Sindicato de Empleados de Comercio, Pedro Mezzapelle, el titilar de la Unión del Comercio, la Industria y la Producción, Raúl Lamacchia, y con el presidente de la Cámara de Supermercadistas, Alejandro Benetini.

 

Durante el encuentro, entre otros temas, analizaron la situación respecto del trabajo registrado y cómo actuar en conjunto para que no haya competencia desleal en ese sentido.

 

El titular de la UCIP detalló que “venimos sosteniendo que aquellos comerciantes que están fuera de la ley, en cuanto a lo impositivo y laboral, generan una competencia desleal que, en realidad, perjudica al que cumple”.

 

“Por eso, solicitamos en conjunto con el Sindicato de Empleados de Comercio que no haya competencia desleal porque vemos que aquel que trabaja ilegalmente o que está al margen; no genera un sistema mixto si no dos circuitos paralelos, el que está en blanco tiene todo en blanco y el que está en negro, tiene todo en negro”, dijo.

 

En tanto, Mezzapele apuntó que “queríamos plantear la situación que estamos viviendo en Mar del Plata y toda la zona referente a los inconvenientes que hemos tenido en estos tiempos con la apertura de los supermercados chinos dado que no cumplen con las normas de paritarias que nos permiten poner a los trabajadores en blanco”.

 

“Como dirigentes gremiales queremos que estas empresas se pongan a tiro con las demás que están cumpliendo con las leyes y los aportes”, puntualizó.

 

Luego, Benetini afirmó que “desde la cámara creemos que esta brecha es cada vez más grande y nosotros no estamos en contra de aquellos que tienen un pequeño mercado y lo utilizan para subsistir sino contra aquellos que en forma organizada ya han creado una forma de comercializar que han incrementado la mayor parte de venta de alimentos de la ciudad”.

 

“Hoy casi no encontramos supermercados o cadenas de supermercados en la provincia de Buenos Aires y que sean de la provincia de Buenos Aires, prácticamente todos se han vendido o se han fundido. Y por el contrario, han crecido segmentos de mercados de venta de alimentos informales, que no pagan sus impuestos, que tienen a sus empleados en negro, y eso genera falta de recaudación de la provincia y falta de recaudación de los municipios”, indicó.

 

“Por esto, hay que tratar de crear reglas parejas y claras para todos y de esa manera que los recursos queden en Mar del Plata y así se pueda desenvolver mejor el municipio, la plata quede en la ciudad y para beneficio de todos los marplatenses”, concluyó.

 

A su turno, Artime declaró que “pretendemos desde el gobierno municipal que para el comerciante que quiera hacer las cosas bien, su relación con la comuna sea más fácil y que el que no haga las cosas bien, tenga una relación más complicada con la municipalidad”.

 

En esa línea, aseguró que “tenemos la decisión política de acrecentar los controles sobre lo que es el comercio ilegal, que lo que establece es una competencia desleal. Obviamente, esto se puede complementar con el ministerio de Trabajo, con la Agencia de Recaudación Municipal (ARM), y con distintas miradas sobre el comercio”.



Siguiente Noticia Recuerdan la obligatoriedad de exhibir precios de los productos

Noticia Anterior Cronograma de puestos de documentación en los barrios

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario