Agentes de la dirección de Tránsito y la Agencia Nacional de Seguridad Vial, llevaron a cabo durante la madrugada de este lunes un operativo de control de alcoholemia que dio como resultado 23 vehículos secuestrados.

 

El dispositivo se montó en Güemes y la costa y desde las 2 de la madrugada se efectuaron 450 controles que arrojó como saldo la detección de 23 conductores que manejaban con una graduación de alcohol en sangre mayor a la permitida ante lo cual se les incautó el vehículo (22 autos y una moto).

 

La mayoría de los infraccionados eran jóvenes y la medidicón que arrojó la mayor graduación fue de 1.65, cuando el límite permitido es 0,5 gramos.

 

La directora del área municipal, Claudia Rodríguez sostuvo que “los operativos son permanentes diarios y sistemáticos, se realizan en toda la ciudad, no tenemos puntos fijos”.

“En verano se intensifican estos controles, la dirección de Tránsito lo que hace es controlar los excesos de la nocturnidad y a partir de las estadísticas que indican que las víctimas graves o fatales por accidentes viales son mayormente jóvenes, con ingesta de alcohol, lo que queremos es ir erradicando estas conductas”, aseguró Rodríguez.



Siguiente Noticia Obras Sanitarias repara cañería en Faro Norte

Noticia Anterior Malvinas: "La diplomacia debe ponerse firme aunque se corte la relación con Inglaterra"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario