La familia del adolescente platense Ezequiel Biagioli, de 15 años, quien fue golpeado por otros jóvenes en Pinamar durante el fin de semana pasado y ahora permanece internado en Mar del Plata, afirmaron que se trató de una agresión “cobarde”, y sostuvieron que los responsables estaban “pasados de rosca”.

 

“Pegarle a un pibe no sólo más chico, sino cuando está caído en el piso, es algo que sólo puede hacer una persona que está enferma”, dijo al respecto Federico Refusta, pareja de la madre de Ezequiel y uno de los integrantes del grupo que se encuentra junto al adolescente acompañándolo en la clínica donde se recupera.

 

En la misma línea, el tío del adolescente, Sebastián Biagioli, se quejó por la falta de prevención aquella madrugada y porque nadie controlaba a los jóvenes que estaban en esa céntrica zona de Pinamar, en la avenida Bunge y la Costa.

 

Ambos señalaron, en diálogo con el diario El Día, que las vacaciones que pasaban Ezequiel junto a su mamá y sus abuelos en Pinamar se convirtieron en una pesadilla en pocos minutos, y calificaron a lo que ocurrió como “una agresión cobarde y sin motivo”.

 

“Ezequiel no participaba de ninguna previa, ni iba a ningún boliche. Simplemente había salido con unos amigos a jugar a los jueguitos y acordó con sus abuelos ir a tomar un café con ellos en Havanna a eso de la 1:00”, dijo la pareja de la madre del adolescente.

 

Y agregó: “Como no llegaba, entonces los abuelos se preocuparon. Empezaron a llamar al celular de Eze para saber por qué tardaba, pero nadie atendía. Hasta que atendió un médico del hospital de Pinamar y les explicó lo que había pasado. Entonces supimos que lo habían golpeado sin ningún motivo, chicos más grandes que él desde lo físico, pero también por edad, que son rugbiers y estaban totalmente pasados de rosca”.

 

Señaló que cuando llegaron al hospital se encontraron con un panorama desolador: les dijeron que Ezequiel estaba inconsciente y con convulsiones y que necesitaba ser trasladado a Mar del Plata para que lo viera un neurólogo.

 

“Toda la familia salió en caravana detrás de la ambulancia, fue un momento terrible”, dijo Refusta, quien aseguró que a pesar de todo, la evolución del adolescente es rápida y muy favorable.

 

“Ezequiel ya está consciente y aunque sigue delicado y dolorido en Terapia Intensiva, no corre peligro. Tampoco va a tener secuelas, pero es increíble como lo dejaron. Lo desfiguraron”, afirmó.

 

El tío del adolescente, en tanto, sostuvo que Ezequiel, apenas recuperó la conciencia, recordó lo que vivió en detalle y dijo que está en condiciones de señalar a la persona que le pegó, a la que definió como “un rugbier”.



Siguiente Noticia Gala del Mar: afinando las voces antes de la presentación oficial

Noticia Anterior Saquean y roban el micro de Independiente en Mar del Plata

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario